EE.UU. y el giro ambiental con la administración de Joe Biden

La llegada de Joe Biden supuso un cambio absoluto en muchas de las políticas que Estados Unidos venía aplicando como consecuencia de las decisiones de su predecesor en el cargo, Donald Trump.

Políticas antiinmigración y medidas de proteccionismo de la industria interior son claros ejemplos. Sin embargo, uno de los ámbitos donde más se ha hecho sentir la llegada de un nuevo presidente a la Casa Blanca es en la gestión del clima. Y es que Biden, desde su elección, ha producido un completo giro ambiental en Estados Unidos.

Si te interesan estas cuestiones, no debes perder de vista la información que aquí vamos a ofrecerte. Podrás descubrir que, en efecto, la administración Biden ha modificado completamente la posición de EE. UU. en el ámbito internacional de la lucha contra la crisis climática, poniendo a su país nuevamente a liderar el combate contra el calentamiento global.

El giro para la protección del medioambiente

La voluntad de llevar a cabo una protección del medioambiente en Estados Unidos por parte del gobierno de Biden se hizo evidente desde el momento en el que el nuevo presidente llegó a la Casa Blanca. Varias de las polémicas decisiones tomadas por su predecesor fueron revocadas, de manera que la política de apartamiento que EE. UU. ejecutó sobre las regulaciones relacionadas con el medio ambiente fueron modificadas inmediatamente. De hecho, puede decirse que en el poco tiempo que lleva Biden al mando ya ha hecho más por el cambio climático de lo que hizo su predecesor en el cargo.

Claro ejemplo se observa en el hecho de que Estados Unidos vuelve a formar parte del Acuerdo de París, el acuerdo medioambiental más importante hasta la fecha, y del que el país norteamericano se había apartado por decisión de Donald Trump. Esto ha sido posible gracias a la firma de su tercer decreto presidencial, que reincorpora a EE. UU. al grupo de las 195 naciones comprometidas con el freno del calentamiento global.

Junto a tales medidas añadió otras tales como el poner en pausa los subsidios para el sector del petróleo y otros combustibles fósiles, el detener la entrega de concesiones para explotaciones petroleras y de gas en aguas y tierras pertenecientes al gobierno federal e incluso se ha propuesto proteger el 30 % del total de tierra y mar perteneciente al país antes del año 2030.

Estados Unidos es el mayor productor de gases de efecto invernadero en términos absolutos después de China. Al ser esto así, toda la comunidad internacional ha recibido con los brazos abiertos y como excelentes noticias lo decidido por el nuevo presidente americano.

Cumbre sobre la adaptación climática 2021

El cuidado del medioambiente por parte de los países del mundo se manifiesta a través de multitud de actos institucionales. Un claro ejemplo fue la cumbre celebrada durante los días 25 y 26 de enero de este mismo año, cuando multitud de líderes internacionales se reunieron en Países Bajos para centrar su conversación sobre los efectos del cambio climático y la posibilidad de adaptarse a él y de minimizar sus posibles impactos.

El secretario general de la ONU António Guterres pidió a los países presentes que la mitad del presupuesto total destinado a la lucha contra el calentamiento global se destinase a la adaptación ante los posibles cambios que se aproximan (hay que tener en cuenta, por cierto, que en la actualidad tan solo se destina un 5 %).

Se solicitó así la construcción de espacios verdes en las diferentes ciudades, la instalación de sistemas destinados a la recolección del agua de lluvia para evitar inundaciones, el establecimiento de sistemas de alerta ente tormentas o el reforzamiento de las infraestructuras. Afirmó, además, que si no se realizan, en pocos años los daños ocasionados multiplicarían por cuatro en coste al precio de implementarlas en su totalidad.

A tal cumbre acudió John Kerry, enviado especial de la Casa Blanca. Se disculpó por la ausencia de su país durante los últimos eventos y aseguró que Estados Unidos volvía a estar plenamente comprometido con la causa ambiental, y que lo iba a demostrar fehacientemente mediante diversas acciones.

El clima como uno de los principales indicadores macroeconómicos

El Fondo Monetario Internacional (FMI), siguiendo la nueva estela dejada por la renovación de la administración estadounidense, ha anunciado también diversos cambios en sus políticas, todos ellos relacionados con las nuevas perspectivas con respecto al cambio climático. Y es que el propio Fondo ha anunciado ser muy consciente del potencial riesgo que para la estabilidad económica mundial supone dejar de lado la cuestión climática.

Al ser esto así, la directora Kristalina Georgieva ha reconocido que la construcción de una correcta resiliencia es siempre bueno para la naturaleza en general, para los ecosistemas en particular y, sobre todo, para asegurar el crecimiento económico futuro, la creación sostenida y continuada de empleos de calidad y el mantenimiento de la salud global de los ciudadanos de todo el planeta.

De esta manera, los asesores que conforman el FMI no han dudado en incluir el clima como uno de los principales indicadores macroeconómicos, entendiendo que no puede realizarse la proyección económica de un país determinado (ni del planeta en general) sin tener en cuenta su situación climática, su sometimiento a posibles amenazas derivadas del cambio del clima y su capacidad para resistir desastres naturales que de él se deriven.

Para concluir

El giro medioambiental de Estados Unidos se ha hecho notar en multitud de aspectos de la política exterior e interior del país. Joe Biden se ha tomado en serio la cuestión y no ha dudado a la hora de, efectivamente, tomar medidas necesarias para cambiar la tendencia del anterior gobierno norteamericano. Sin ninguna duda, sus decisiones van a repercutir muy positivamente en el futuro medioambiental del planeta, de manera que luchar contra el cambio climático será cada vez más efectivo, teniendo unos resultados mucho más positivos para el conjunto de los países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *