La cancelación de eliminación por 10 años: ¿qué es?

¿Tienes dudas sobre qué es la cancelación por eliminación? No te preocupes, porque en estas líneas vamos a hablar de ella.

También conocida como la ley de 10 años en algunas comunidades de inmigrantes, se trata de una defensa con la que evitamos la deportación, al mismo tiempo que obtenemos la tarjeta verde o green card.

Se aplica para aquellas personas que ya tienen una orden de remoción, incluso si están detenidas.

Continúa leyendo más abajo para resolver todas tus dudas respecto a este tema.

¿Qué es la cancelación de eliminación por 10 años?

Con esta defensa podemos eliminar una orden de deportación, siempre y cuando la obtengamos en una corte de inmigración. En cuanto a los requisitos para parar una deportación y conseguir la tarjeta verde, debes saber que tienes que cumplir los siguientes.

Lo principal es haber residido en Estados Unidos durante más de 10 años y ser un buen miembro de la comunidad; esto también es conocido como tener buena moral en la sociedad. De la misma manera, los procedimientos administrativos de la ley de los 10 años se llevan a cabo siempre que las personas no hayan sido condenadas penalmente y demuestren que la deportación les podría causar dificultades excepcionales a sus familiares cercanos que sean ciudadanos estadounidenses o que ya hayan obtenido la tarjeta verde.

• Ahora bien, ¿qué se consideran dificultades excepcionales?

Serían aquellas razones por las cuales una familia podría sufrir mucho si una persona es deportada, ya que normalmente la familia depende económicamente de dicho usuario. Algunas de las razones serían que alguien de la familia esté enfermo y necesite a la persona a deportar para pagar las facturas médicas, o bien que alguien tenga que quedarse en Estados Unidos para recibir un tratamiento médico.

Otra de las razones es que los hijos tengan discapacidades o necesidades especiales que impliquen ayudas en el colegio o en el médico que no estén disponibles en el país de origen. En estas situaciones, las personas deben acreditar su caso ante un juez y el magistrado estimará si realmente sufren una situación excepcional para no ser deportadas.

No obstante, no siempre hay seguridad de que un juez vaya a acceder a declarar este tipo de situaciones. En algunos casos, el juez determinará que las circunstancias no son lo suficientemente extremas. Por ejemplo, si la persona alega que ha pasado mucho tiempo en Estados Unidos, que tiene trabajo y vivienda en el país o que los hijos no quieren volver al país de origen.

Igualmente, puede ocurrir que un familiar tenga una enfermedad que puede tratarse en otros países, por lo que tampoco sería un motivo suficiente para conseguir la tarjeta verde. Además, debemos recordar que los casos de cancelaciones de eliminación por 10 años son bastante complicados de resolver, ya que la ley de inmigración es muy compleja. Por tanto, si es tu caso, es mejor que lleve tu defensa un abogado especializado en temas de inmigración.

¿En qué consiste este procedimiento?

Para entender este proceso, hay que resaltar algunos puntos que debes ir cumpliendo para conseguir la cancelación. Las primeras audiencias serán de calendario maestro; significa que en la corte estará un grupo de otros detenidos junto con un abogado representante del ICE. Dicha persona será la figura que actuará en nuestra contra y tratará de velar por el cumplimiento de las leyes de inmigración.

Por ello, es importante que pidamos más tiempo para hablar con nuestro abogado, preparar bien la defensa y pasar a otra audiencia de calendario maestro. En caso de que seamos elegidos por el juez para presentar nuestro caso en estas audiencias, nos darán la solicitud de cancelación de supresión de los 10 años, aunque esta circunstancia no significa que hayamos ganado el caso.

Deberíamos asegurarnos de haber cumplido con los requisitos básicos, ya que el juez nos estaría dando la oportunidad de presentar nuestra solicitud en otra audiencia del calendario maestro. En este caso, acudiremos directamente a una audiencia final, que durará pocas horas y será nuestra oportunidad para presentar una defensa sólida ante el juez y conseguir la cancelación de eliminación de los 10 años.

Posibles decisiones de los jueces

Como hemos visto, no siempre tendremos resoluciones favorables de los jueces, debido a que estas personas tratan de tomar la decisión más justa para los demandantes y para el país. De este modo, te encontrarás las diferentes decisiones que mostraremos a continuación:

  1. Si el juez aprueba la solicitud y el abogado del Gobierno no apela la decisión, puedes ser libre el mismo día.
  2. Por otro lado, si el juez aprueba la solicitud y el abogado del Gobierno apela esa decisión, tienes que esperar hasta que la Junta de Apelaciones de Inmigración dictamine una decisión final.
  3. Finalmente, si el juez niega la solicitud, tienes la opción de apelar esa decisión alegando que el juez estaba equivocado. En este caso, deberás decirle al juez de la audiencia final que quieres una apelación, para que te den los documentos a rellenar y que tendrás que enviar por correo antes de 30 días de tomar la decisión.

Estos supuestos muestran la importancia de estar bien asesorado por un abogado de inmigración, ya que son las personas que conocen mejor estas situaciones y mostrarán la defensa lo más firme posible. En cuanto a las pruebas, estas son los documentos relacionados con las situaciones antes explicadas; o sea, que demuestren que tienes familiares en Estados Unidos, que tendrán dificultades si eres deportado o que tienes un buen carácter moral.

En cualquier caso, debes ser consciente de que hay muchas circunstancias que rodean a las deportaciones y a los derechos de cancelaciones, por lo que es preciso que aportes las pruebas de una manera clara y muestres el apego que le tienes al país. De esta manera, será mucho más fácil que consideren que eres una persona apta para seguir residiendo en Estados Unidos.

En resumen…

Para este largo proceso debemos tener un buen asesoramiento y defensa legal. En caso de que nos juzguen para ser deportados, si aportamos las pruebas adecuadas y mostramos nuestra valía para el país, será mucho más sencillo que consigamos la cancelación de eliminación para seguir viviendo en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *