¿Cómo acceder a los Programas de Rehabilitación de Viviendas?

Las Viviendas se van deteriorando con el paso de los años generando situaciones que pueden comprometer la usabilidad. También puede pasar que haya que hacer pequeños cambios para hacer las viviendas más cómodas, como podría ser ajustar una entrada al uso de una silla de ruedas. Todos estas modificaciones que requieren inversión de dinero pueden lograrse con apoyo de excelentes programas que el Gobierno de Estados Unidos pone a disposición de sus habitantes. En este artículo podrá encontrar información valiosa al respecto.

Las modificaciones en las viviendas requieren inversión de dinero y puede lograrse con apoyo el de los Programas de Ayuda que ofrece el Gobierno.
Las modificaciones en las viviendas requieren inversión de dinero y puede lograrse con apoyo el de los Programas de Ayuda que ofrece el Gobierno.

¿Qué institución otorga esta ayuda y a qué grupos sociales va dirigida?

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, sigla en inglés) es la dependencia de gobierno que generalmente brinda el apoyo crediticio para la reparación de vivienda, no obstante en el caso de las zonas rurales como se verá más adelante, la mediación corresponde al Departamento de Agricultura.

Algunos programas están disponibles en todo el país, mientras que otros solo están disponibles en algunos estados o condados. Además, el monto del préstamo y las condiciones de pago son limitados en función del tipo de propiedad. Para conocer la información exacta, puede comunicarse con la oficina del HUD en su estado (en inglés) o el Departamento de Vivienda del Gobierno local de su estado o condado para averiguar sobre los programas en su comunidad.

Vale aclarar que siempre es recomendable buscar la mayor cantidad de información posible y tal vez ayuda experta, dado que son muchos los datos a manejar en este tema. Recuerde que la fuente primaria siempre la conforman las fuentes oficiales.

¿Cómo funcionan los préstamos para mejoras en la vivienda?

Se pueden financiar tanto mejoras grandes como pequeñas y las gestiones se hacen a través de organizaciones privadas (bancos y otros). El solicitante debe tener la capacidad de pagar el préstamo en cuotas mensuales regulares. Pueden completarse alteraciones y reparaciones de una casa, incluida una prefabricada que haya estado ocupada al menos 90 días con un propósito no residencial.

Las mejoras deben proteger o mejorar sustancialmente la habitabilidad básica o la utilidad de la propiedad. Estos préstamos se pueden utilizar junto con una hipoteca de rehabilitación 203(k). Para obtener información adicional sobre este programa, llame al (800) 767-7468 y solicite la extensión 2651, de la opción «Arreglar su hogar y cómo financiarlo».

El propietario puede presentar una solicitud ante cualquier prestamista (banco, compañía hipotecaria, asociación de ahorro y préstamo o cooperativa de crédito) que esté aprobado para otorgar préstamos del Título I (los bancos y otros prestamistas calificados otorgan estos préstamos con sus propios fondos y la FHA asegura al prestamista contra una posible pérdida). El HUD alerta sobre los contratistas engañosos de mejoras para el hogar, así que es mejor tener medidas de precaución ante las estafas.

Se pueden financiar modificaciones pequeñas como grandes, para ello el propietario deberá presentar una solicitud ante un prestamista.
Se pueden financiar modificaciones pequeñas como grandes, para ello el propietario deberá presentar una solicitud ante un prestamista.

Otros datos importantes para reparar la vivienda

Tal como se lee en la página del HUD, “los préstamos del Título I también se pueden usar para hacer mejoras para la accesibilidad de una persona discapacitada, como remodelar cocinas y baños para el acceso de sillas de ruedas, bajar los gabinetes de la cocina, instalar puertas más anchas y rampas exteriores, etc. Otro uso son las mejoras para la conservación de energía o los sistemas de energía solar”.

Se pueden financiar modificaciones pequeñas como grandes, para ello el propietario deberá presentar una solicitud ante un prestamista.
Los préstamos también pueden utilizarse para hacer mejoras en la accesibilidad de una persona discapacitada.

“Puede usarlos incluso para lavavajillas, refrigeradores, congeladores y hornos empotrados en la casa y no independientes. No puede usarlos para ciertos artículos de lujo, como piscinas o chimeneas al aire libre, o para pagar el trabajo ya realizado”.

  • La tasa de interés es fija y generalmente se basa en la tasa de mercado más común en el área. Es negociable entre el prestamista y el prestatario, y puede variar entre los prestamistas.
  • Cualquier préstamo de más de $7,500 debe estar garantizado por una hipoteca o escritura de fideicomiso sobre la propiedad.
  • No hay multa por pago anticipado del préstamo.
  • Y en cuanto a la edad mínima de estructuras residenciales nuevas: la estructura debe haber sido completada y ocupada durante 90 días.

Ventajas de los préstamos para la rehabilitación de viviendas

Como aspectos positivos para motivar a la solicitud de los préstamos de modificación de las casas se tienen:

  • El sitio de residencia no es determinante para obtener los préstamos (depende de entes privados).
  • Rara vez se necesita una garantía para préstamos de menos de $ 7,500 que no sea la firma del solicitante en el pagaré, y no se necesita un consignatario.
  • No se tiene que alterar ninguna hipoteca o escritura de fideicomiso que pueda tener sobre su casa.
  • Para obtener un préstamo, solo necesita ser dueño de la propiedad o tener un contrato de arrendamiento a largo plazo; llenar una solicitud de préstamo que demuestre que posee un buen perfil crediticio; y ejecutar una nota acordando pagar el préstamo.
  • Su préstamo puede cubrir costos de arquitectura e ingeniería, tarifas de permisos de construcción, costos de examen de título, tarifas de tasación y tarifas de inspección.
  • No hay que pasar por cantidad de trámites burocráticos ya que solo el prestamista tiene que aprobar su préstamo y puede darle una respuesta en unos días.

De cierta manera existe protección ante las estafas y engaños, ya que la FHA (Federal Housing Administration) tiene a disposición una lista de prestamistas autorizados, que puede revisar llamando sin cargo al Centro de Servicio al Cliente de HUD: (800) 767-7468 (TTY: (800) 877-8339).

Y existe también un número gratuito, el (800) 569-4287 para denunciar las quejas sobre fraude de contratistas.

Compartir artículo

Artículos recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ