Smog-Check o Smog Test para el auto: ¿qué es?

Necesita un auto para movilizarse y generar ingresos para su hogar o para pasear con seres queridos, o desea tener algún medio de traslado de carga para generar negocios, tiene algo de ahorro y piensa en comprarse uno asequible, es una excelente idea, pero tenga en cuenta algo importante, su carro debe pasar la prueba del Smog Test para que pueda circular por la mayor parte del territorio de Estados Unidos.

Es necesario pasar la prueba de Smog-Check para poder circular por la mayor parte del territorio de EE.UU.

¿Qué es el Certificado de Smog-Check?

La Agencia de Protección Ambiental o EPA (por sus siglas en inglés) es el organismo que se encarga de emitir las normas adecuadas de funcionamiento de todos los sectores para garantizar el disfrute de un ambiente sano. En cuanto a los vehículos automotores, la EPA tiene una prueba o test para asegurar que todos circulan sin generar contaminación. El objetivo es velar porque sea mínimo el nivel de emisión de los gases que se producen de la quema del combustible.

El certificado se solicita para realizar el registro del vehículo en la Dirección General de Motores. Como pasa con muchas cosas, las regulaciones dependen por estado (en algunos no se expide), pero generalmente no necesitan la prueba las motocicletas, los autos de gasolina anteriores a 1975, los vehículos Diesel anteriores a 1997 o que tengan una clasificación de peso bruto vehicular (GVWR) mayor a 14.000 libras, los autos eléctricos y los de gas natural con un peso mayor a 14.000 libras o los dedicados a la actividad agrícola, entre otros. Hasta hace poco no se pedía el test en Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Hawaii, Iowa, Kansas, Kentucky, Michigan, Minnesota, Mississippi, Montana, Nebraska, North Dakota, Oklahoma, South Carolina, South Dakota, West Virginia y Wyoming.

El Smog-Check varía según el estado, pero es necesario para poder circular sin contaminar.

El proceso para chequear tu auto con el Smog-Test

Pocos estados exigen que todos los vehículos prueben las emisiones de forma fija (es decir el trámite tiene validez de un cierto período). En algunos estados, las pruebas solo son posibles dentro de ciertas áreas de inspección, mientras que otros estados ofrecen ubicaciones de prueba en todo el estado, que son generalmente empresas privadas que prestan el servicio.

En algunas regiones, si un usuario no actualiza la prueba puede ser multado fuertemente o sufrir la suspensión de su registro vehicular. Pero este último caso suele afectar más a las grandes flotas de transporte pesado. Para saber dónde puede realizar la prueba (por estado y por condado) puede pulsar este mapa. También deben estar muy pendiente de este tema por ejemplo, los responsables de taxis, limusinas, buses y servicios de entrega puerta a puerta. Algunos vehículos deben revisarse anualmente pero los nuevos por ejemplo cada cinco años. 

Lo mejor es buscar la información específica del estado donde reside y por supuesto en la página oficial de la Comisión de Vehículos Automotores (puede buscar en Internet con el nombre o siglas de su estado más las siglas MVC). Sin embargo como datos generales para hacer la inspección se puede solicitar una cita en línea a la oficina y llevar el día que le asignen los documentos originales: licencia de conducir, registro del vehículo y prueba del seguro de su automóvil.

¿Cuánto tarda y cuánto cuesta?

En promedio el procedimiento de revisar las emisiones de tu auto no debería tardar más de una hora ya que se hace con un aparato diseñado para ello. Los precios pueden variar según el estado pero en promedio están entre los 20 y 30 dólares. En cuanto a las multas, definitivamente sí pueden diferir muchísimo, desde unos cuantos cientos a miles de dólares según se trate: conducir un vehículo que no haya sido sometido al test o que se le haya vencido.

¿Qué sucede si no pasa la prueba?

Si el vehículo no guarda los estándares requeridos, el inspector da un formulario de reparación de emisiones para que lo llene un técnico certificado y un Informe de inspección del vehículo que ayudará al técnico a determinar qué debe ser modificado. En ese caso se necesita hacer ajustes mecánicos, sustituir piezas y por supuesto volver a hacer el test en una empresa privada o en alguna sucursal de la Comisión de Vehículos de su área de residencia. El lugar donde se hagan los cambios o reparaciones debe estar registrado y autorizado para ello. Hay muchas páginas web que dan consejos sobre cómo pasar el test, como por ejemplo hacer el cambio de aceite unos días antes de hacer la prueba o conducir a altas velocidades dos semanas previas, pero realmente este tipo de trucos muchas veces no son adecuados para la seguridad del conductor y es preferible que si realmente el auto no tiene las condiciones para circular hacer las transformaciones posibles legales para que así sea.

¿Cuáles son los beneficios del Smog-Check?

Indudablemente el primer beneficio es para el ambiente y para el aire que todos respiramos. Es un compromiso planetario emprender todas las acciones posibles por disfrutar un ambiente sano, pero también el verificar el buen funcionamiento alarga la vida del vehículo y evita el costo de reparaciones posteriores. Adicionalmente se reduce el consumo de combustible y otros aditivos.

El mayor beneficio del Smog-Check es para el medio ambiente.

Algunos datos importantes

Los estándares de emisiones de gases de los vehículos no solo pueden variar de estado a estado sino también entre los fabricantes de autopartes, por lo que puede darse el caso de que dos autos luzcan idénticos (misma marca y modelo) pero los ratings son diferentes, esto generalmente se debe a que el vehículo está certificado y/o vendido en diferentes estados (uno con estándares federales y otro con estándares de California por ejemplo). Por ello antes de adquirir un vehículo o traerlo desde México como puede pasar, debe fijarse en o preguntar este detalle. Y si está interesado en el tema y quiere saber cuáles son los autos más verdes revise SmartWay Certified Vehicles donde en una escala del 1 al 10 podrá encontrar la clasificación de la EPA de los autos, camiones, vehículos utilitarios y deportivos (SUV) en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero y de formación de smog.

Compartir artículo

Artículos recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ