Cambio de residencia en EE.UU.

¿Te mudas a una nueva residencia en EUA?

Cambio de residencia en EE.UU.

El cambio de domicilio siempre genera expectativas y emociones, está lleno de esperanza y mejoras para una nueva vida… hasta que llega el día y sentimos toda la carga de actividades y trámites que hay que cumplir.

¡No te abrumes! Sigue esta guía y sobrevive el cambio.

¿A qué prestar atención? ¿Cuáles son los procedimientos administrativos a seguir?

Lee a continuación el paso a paso:

1. Cierra ciclos. Habla con tu arrendador y termina el contrato de tu casa anterior, liquida algún adeudo pendiente, firma los últimos recibos y obtén el depósito que hayas abonado. En caso de ser tú el propietario, solicita a cada compañía el corte del servicio.

De la misma manera, da de alta en tu nueva residencia los suministros de luz, agua, gas natural, internet y teléfono. En caso de contar ya con ellos, realiza el cambio de nombre: es rápido y muy útil.

2. Actualiza el padrón electoral. En EE. UU., cada estado establece los datos de su registro electoral, por lo que debes consultar en tu propia oficina.

También deberás renovar la inscripción para votar. Realiza los cambios antes de la fecha límite.

3. Envía una solicitud de cambio de dirección permanente al Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés) y evita que se pierda la correspondencia. Lo puedes hacer siguiendo unos sencillos pasos en línea o acudiendo a tu oficina postal.

Para hacerlo en línea:

– En su sitio web, ve a la sección Cambio de Dirección Oficial de USPS.

– Selecciona el tipo de mudanza “Permanente”.

– Paga la tarifa.

– Completa el formulario.

– Recibe el código de confirmación.

– Te llegará un kit con cupones a tu nueva dirección.

Si deseas hacerlo en la oficina postal de tu nueva localidad, solicita el paquete gratuito de Mover’s Guide y completa el formulario PS 3575 que se encuentra en su interior.

4. Actualiza los datos de la tarjeta Real ID, que a partir del 2005 funciona como carnet de identidad y sustituye la licencia de conducir.

Este documento se exigirá a partir de octubre del 2021 y lo puedes tramitar en el Departamento de Vehículos Motorizados (en inglés: Department of Motor Vehicles, DMV).

Únicamente tienes que llenar el formulario que está disponible en la página de Internet del DMV que corresponda a tu estado de residencia y después agendar una cita online.

Al presentarte en las oficinas se te pedirá un documento que compruebe tu identidad, como el pasaporte o acta de nacimiento; tu número de seguro social, y dos recibos de comprobante del nuevo domicilio (algún pago de servicios domésticos que ya hayas actualizado, o bien un documento bancario).

Los costos varían entre 19 y 55 dólares.

5. Pon al día tu domicilio ante la Seguridad Social en la oficina más cercana. Tienes que indicar la nueva dirección para que te asignen el hospital y centro de salud que te corresponden, y en algunos casos se puede realizar online.

Este trámite te permitirá conocer al médico que te atenderá y sus horarios de atención. Además, desde el momento de obtener tu tarjeta sanitaria, podrás utilizar el servicio de urgencias.

6. Actualiza tu domicilio fiscal ante la oficina de impuestos. Esto es muy importante para evitar multas y recargos directos en tu cuenta bancaria por no enterarte de alguna notificación.

En ocasiones, puedes comunicar por vía electrónica la baja de tu dirección anterior y dar de alta tu domicilio actual. En caso de un cambio de contribución, será necesario realizar una declaración anual de impuestos en el lugar de residencia anterior.

7. Activa tu información financiera con el nuevo domicilio. Esto asegurará que recibas cualquier información de tus tarjetas de crédito o documentos financieros a tiempo en tu nuevo hogar y no lleguen a personas indeseables.

La mayoría de los bancos cuentan con servicios de banca móvil o banca en línea, por si no deseas acudir a la sucursal.

Asegúrate de que tu banco cuente con una sucursal en el nuevo lugar de residencia y pide la transferencia de tus cuentas.

En caso de no contar con una sucursal, considera abrir nuevas cuentas en bancos locales.

8. Tus compañías de seguros también deben enterarse de tu cambio de dirección de vivienda; contacta con las aseguradoras de vida y automóvil lo más rápido posible.

En el caso del seguro de hogar, será necesario actualizar la póliza con los datos de la nueva propiedad como los metros cuadrados, fecha de construcción, estado y características para modificar la cobertura y actualizar el costo.

9. Actualiza tus suscripciones semanales, mensuales y anuales a tu nuevo domicilio y las tiendas online que utilizas regularmente, como Amazon o BestBuy.

Es un paso importante para conseguir los artículos que deseas en línea y llevarlos hasta la puerta de tu hogar. Es muy fácil hacerlo desde tu móvil.


Recomendaciones útiles


• Elige con cuidado

Escoge tu nueva casa después de visitar distintas zonas residenciales del lugar y elige la que se adapte a tu estilo de vida, presupuesto y expectativas.

Considera la distancia a tu trabajo, la disponibilidad de transporte y el costo. Visita los centros recreativos y culturales cercanos y conoce la oferta deportiva y cultural que ofrecen.

Los hospitales y centros comerciales también son un aspecto a considerar y, si tienes niños, las escuelas y guarderías disponibles cobran gran relevancia.


• Llévate lo necesario

Ten en mente que todo lo que has almacenado en estos años no es totalmente necesario. Evalúa tus pertenencias con base al uso, su valor sentimental, su costo, tamaño y peso; el espacio disponible en tu nuevo hogar también es importante.

Regala, dona y recicla, mucha gente lo apreciará.


• Todo en cajas

Unas dos semanas antes de la mudanza, empieza a guardarlo todo en cajas de diferentes tamaños; reparte bien el peso para que pueda ser fácil su transporte y rotula cada una lo más detalladamente que puedas.

En tu nueva casa será muy útil saber dónde quedaron las tazas o la tetera.


• Formalidades de la mudanza

A este respecto, debes saber que existen muchas compañías que ofrecen diferentes servicios a distintos costos.

Puedes elegir un servicio completo con embalaje, carga, transporte y descarga, o puedes embalar tú mismo tus pertenencias: además de protegerlas mejor, es más barato.

El cambio de domicilio es una experiencia enriquecedora que representa aprendizaje y progreso en tu vida. Hazlo paso a paso y vive la aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *