¿Quiere dejar de fumar? Aquí tiene un programa gratis de ayuda

Las adicciones surgen como todos los hábitos, con la costumbre y la ayuda del tiempo. Sin darnos cuenta nos acostumbramos a ingerir alimentos que no nos nutren o en el caso del cigarrillo, a aspirar vapores que se cuelan por nuestras vías respiratorias causando a la larga daños en pulmones y otros órganos. La fuerza de voluntad tal vez no es suficiente para dejar de fumar, por eso existen muchas Organizaciones y Programas de Gobierno en Estados Unidos diseñados para apoyar a quien quiera tomar la decisión definitiva de cambiar a prácticas saludables.

La fuerza de voluntad tal vez no es suficiente para dejar de fumar, por eso el Gobierno ofrece programas gratuitos para quienes lo necesiten.
La fuerza de voluntad tal vez no es suficiente para dejar de fumar, por eso el Gobierno ofrece programas gratuitos para quienes lo necesiten.

¿Por qué preocupa tanto el consumo de cigarrillos en USA?

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, Centers for Desease Control and Prevention) una entidad oficial estadounidense, dice que aunque el tabaquismo es prevenible, sigue siendo la principal causa de muertes y enfermedades en los Estados Unidos, y mata a más de 480.000 personas en el país cada año. Más de 41.000 de esas muertes son causadas por la exposición al humo, lo que se conoce como “fumadores pasivos”, esto quiere decir que no solo se enferma quién se lleva un cigarrillo a la boca sino quien dentro de un ambiente cerrado respira el humo que emana un fumador. Por esta razón está prohibido fumar en espacios públicos cerrados. Entre las enfermedades relacionadas con el tabaco destacan: bronquitis crónica, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón, hipertensión arterial, enfermedad coronaria (angina o infarto de miocardio), accidentes cerebrovasculares (trombosis, hemorragias o embolias), úlcera gastrointestinal y gastritis crónica.

Según las estadísticas del CDC para el 2020, casi 31 millones de mayores de 18 años fumaban. El consumo diario es algo mayor en porcentaje en los hombres y por edades aumenta a medida que se superan los 25 años. Y por región el hábito parece estar más arraigado en los estados del sur y del oeste de Estados Unidos. El estado civil y el ingreso parecen ser factores que influyen a la hora de fumar ya que la tendencia es mayor entre individuos divorciados, separados o viudos y en aquellas personas cuyo ingreso es menor a 35 mil dólares anuales. Si le interesan otros datos demográficos sobre el tema puede consultar aquí en inglés. 

Una campaña de Consejos

En la página web del CDC puede encontrar la campaña llamada “Consejos”. Se trata de una serie de testimoniales de ex fumadores que exponen su caso para aumentar el conocimiento entre los adultos sobre los recursos gratuitos para dejar de fumar, sin importar quiénes sean, dónde vivan o cuánto dinero ganen. Allí puede encontrar interesantes datos sobre medicamentos para apoyar el cambio, enfermedades y afecciones que puede sufrir como consecuencia y los recursos con los que puede contar.

La Campaña "Consejos" se trata de una serie de testimonios que cuentan su historia para inspirar a otros.
La Campaña “Consejos” se trata de una serie de testimonios que cuentan su historia para inspirar a otros.

El primer paso puede ser llamar al número 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) para obtener apoyo GRATUITO. En inglés: 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669). Esta comunicación está disponible en varios idiomas y en todo el territorio. Allí podrá hablar confidencialmente con un consejero que está altamente capacitado para brindar el soporte. Generalmente son ex fumadores que por experiencia propia saben de todos los caminos que se pueden probar para dejar el cigarrillo.

También puede encontrar una guía sobre los medicamentos aprobados o no por la FDA como pastillas y reemplazo de nicotina. En condiciones especiales es mejor hablar con alguien ya que si la persona está embarazada, amamantando o es menor de 18, no debería usar estos medicamentos sin antes hablar con un especialista. Si consume o usa productos del tabaco que no sean cigarrillos (como cigarros, rapé, tabaco para mascar, narguiles o cigarrillos electrónicos) también lo recomendable es hablar con un profesional. Algo que debe tomar en cuenta y sobre lo que se ha hablado desde hace algún tiempo es que el cigarrillo electrónico no es un sustituto sin efecto para el hábito de fumar, por lo que es recomendable que amplíe la información sobre este tema específico.

Recursos disponibles en los diferentes Estados e Instituciones de Gobierno

Al buscar las herramientas de apoyo por cada estado, el número telefónico de ayuda al cual se remite es el del CDC, sin embargo puede encontrar programas, recursos y otras vías de solución. Por ejemplo al buscar en el Departamento de Salud del Estado de Washington, se tiene que ofrece la aplicación para teléfonos inteligentes llamada 2Morrow Health, un programa gratuito, anónimo y autoguiado basado en una aplicación que enseña a lidiar con los pensamientos, impulsos y antojos que causa la nicotina. Allí puede crear un perfil, seleccionar una fecha para dejar de fumar y hacer un seguimiento de su progreso para dejar de vapear, fumar o consumir tabaco de otra forma.

Puede visitar el sitio web Smokefree.gov del Instituto Nacional del Cáncer, allí tiene indicaciones basadas en la ciencia; además, información y apoyo que han ayudado a fumadores a dejar el hábito. Y le ofrecen otro número de asesoría en línea 1–877–448–7848 (1–877–44U–QUIT).

Hay excelentes y variados recursos en muchas otras organizaciones oficiales y privadas sin fines de lucro. De estas últimas por ejemplo, Fumadores Anónimos (www.nicotine-anonymous.org). Esta organización usa un método similar al de Alcohólicos Anónimos.

Hay varios recursos en muchas organizaciones oficiales y privadas sin fines de lucro.
Hay varios recursos en muchas organizaciones oficiales y privadas sin fines de lucro.

Una guía completa

Si quiere motivarse un poco antes de llamar a la línea de ayuda puede empezar a leer esta guía donde conseguirá información de todo tipo y respuestas a casi todas sus preguntas, incluso aquellas más críticas. Temas sobre los que puede ampliar: motivos para dejar de fumar, por qué es difícil hacerlo, preparación de un plan y pasos que deben darse, antojos, síntomas de abstinencia, la influencia del estrés, recompensas para los avances y cómo mantener los logros.

Y si usted no es fumador pero está leyendo estás líneas y quiere ayudar a alguien a dejar el hábito, también hay consejos para abordar la intervención ya que no es tan sencillo aunque la intención sea buena. Puede llamar también a los números y pedir orientación al respecto.

Compartir artículo

Artículos recientes

Una respuesta

  1. Buenas tardes:
    Llevo 7 días sin fumar. A veces me viene un idea loca a la cabeza: Vamos, fuma un cigarro. Pero no hago caso. Es normal que me venga esa idea loca, llevaba fumando 50 años. Es importante encontrar pensamientos sanos e inteligentes, para sustituirlos por otros equivocados del pasado.
    Me hubiera gustado hablar con alguien sobre estos temas, pero hasta ahora los teléfonos a los que he llamado, no funcionan.
    Si no consigo hablar con ustedes, les deseo a todos, un maravilloso año 2023.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ