Estos son los trámites para trasladar las cenizas de un fallecido de EE. UU. a México

Si sufres la pérdida de un familiar en Estados Unidos, deberás saber que trasladar las cenizas de un fallecido desde este país a México requiere algunos trámites administrativos. 

Se trata de un proceso difícil, sobre todo emocionalmente, y se deben tener en cuenta las últimas voluntades de la persona que, con frecuencia, es volver a su ciudad natal o, al menos, a su país de origen, junto a su familia. 

A continuación te explicaremos los procedimientos administrativos que deberás tener el cuenta para llevar a cabo el traslado de las cenizas de un ser querido fallecido en EE. UU. a México.

Trasladar las cenizas de un fallecido

Si has perdido a un familiar en Estados Unidos y quieres trasladar sus cenizas a México, lo primero que tienes que saber es que los consulados de México fuera de dicho país tienen la obligación de ayudarte. La mayoría de las veces, las personas fallecidas tenían como última voluntad volver al país en el que nacieron. Trasladar las cenizas tiene un proceso distinto a la repatriación del cuerpo, por lo que hay aspectos importantes a tener en cuenta, sobre todo en relación con los trámites intermedios.

En caso de necesitar apoyo económico para el traslado de las cenizas, es importante que puedas probar que el fallecido cuenta con una imposibilidad financiera para realizarlo. Además, antes de pasar a la documentación, es decir, a los procedimientos administrativos del fallecimiento, hay otros dos aspectos fundamentales que tienes que conocer.

En primer lugar, si vas a enviar las cenizas a la Ciudad de México, tienes que tener el acta de defunción mexicana, no únicamente el certificado de defunción estadounidense. Si, por otro lado, lo que vas a hacer es trasladarlo desde allí a otra ciudad, dicho certificado deberá ser apostillado. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tiene, además, una guía detallada para cada supuesto.

Procedimientos administrativos de fallecimiento

Para poder trasladar las cenizas de un fallecido tras emigrar a Estados Unidos, tienes que presentar en el Consulado de México el acta de defunción. En ella, tendrá que indicarse la causa de muerte y cuál es el lugar final de destino dentro de México. Además, se debe incluir una carta del forense en el que se certifique si la causa de la muerte tiene relación o no con una enfermedad contagiosa. A su vez, tendrás que tener el certificado de cremación firmado por el cremador, en el cual se indique también cuál es su número de licencia.

El nombre que viene en el acta de nacimiento mexicana de la persona fallecida debe aparecer completo: nombre, apellido paterno y materno, así como los nombres de los padres, como mínimo en el also known as (A.K.A.). El siguiente trámite del procedimiento es que obtengas un permiso de traslado internacional, el cual se aporta por parte del Departamento de Salud. En él también se debe indicar cuál será el lugar final de destino correctamente.

Llevar las cenizas en un avión

Llevar las cenizas en un avión es posible y la mayor parte de las aerolíneas suelen imponer requisitos similares, si bien en cada caso deberán consultarse, por si hay indicaciones específicas en aquella en la que vayas a viajar. Lo primero que se te solicitará es que la urna esté sellada y que su material se pueda escanear por rayos X; por ejemplo, con materiales sintéticos, con mármol o con madera. Por otro lado, el sellado lo dejan a tu elección, ya sea con presión, rosca o pegada, si la tapa va suelta.

Por lo demás, lo que debes tener a mano es el acta de defunción que esté traducida al español, la identificación oficial del fallecido, el certificado de cremación y todos aquellos documentos que puedan acreditar la nacionalidad del fallecido. Entre ellos, se te podrá solicitar el acta de nacimiento mexicana, la carta de naturalización, el pasaporte mexicano, el certificado de nacionalidad, etc.

En una aerolínea también se pueden solicitar dos permisos: el de disposición de Restos Humanos, el cual se expide por parte del Departamento de Salud, y el sanitario de traslado. A su vez, podría darse una situación especial: que los restos humanos hayan sido objeto de investigación. Si es el caso de la persona fallecida de la cual quieres llevar las cenizas a México, tendrás que adjuntar el Oficio de entrega de cadáver expedido por el Ministerio Público.

Recomendaciones 

Emigrar a Estados Unidos en ocasiones genera que, si pierdes a un ser querido, desees devolver sus cenizas a su lugar de origen. Para trasladarlas a México desde Estados Unidos, te recomendamos que previamente tengas a mano todos los certificados y la documentación que te hemos indicado. Algunos serán siempre obligatorios, mientras que otros se te pedirán también con casi total seguridad, dejando a un lado las posibles especificaciones que interponga la aerolínea en la que vayas a viajar.

A su vez, puedes contar con la ayuda del Consulado de México en Estados Unidos, que está obligado a ayudar en estos casos en el exterior. Si no puedes trasladar las cenizas por causas económicas y demuestras la imposibilidad financiera del fallecido, te ayudarán. No obstante, el dinero no pasará directamente a ti, sino que se abonará a los prestadores del servicio. Igualmente, es importante que consultes qué condiciones específicas tiene cada aerolínea.

Por último, aunque no siempre es obligatorio, es recomendable que todas las actas y certificaciones las tengas traducidas al español y debidamente apostilladas, al igual que las fotocopias de todos los documentos y certificaciones, que tendrás que transportar llevando también los originales. En los casos de los traslados de cenizas de las personas fallecidas, es muy importante contar con prestadores de servicios expertos en estos procedimientos, ya que te guiarán con toda la documentación necesaria, con las certificaciones y a la hora de obtenerlas, facilitándote en gran medida el camino.

En definitiva…

Trasladar las cenizas de un fallecido es un proceso emocionalmente complicado que, desde el punto de vista burocrático, puede ser algo engorroso. Hay documentación que siempre debes tener a mano y, además, recuerda que el Consulado siempre estará para apoyarte. Sin embargo, para facilitarte el camino de la obtención de las certificaciones y actas, lo mejor es contar con prestadores de servicios de defunción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *