Tres claves sobre la pensión de manutención en EE.UU.

En lo que refiere a la manera de demandar la pensión de sustento, cada estado establece sus propias reglas.

La pensión de manutención es uno de los principales elementos que entra en juego en todo divorcio. Junto con la separación de los bienes comunes del matrimonio y la determinación de la custodia de los menores, la necesidad de hacer frente a la manutención de los hijos del matrimonio disuelto es de importancia radical.

Por ese motivo, si te encuentras en Estados Unidos y te interesa contar con la mayor información posible sobre este tema (ya sea porque te encuentras en la situación o crees que vas a encontrarte en ella) te recomendamos que atiendas a cada detalle de este artículo. A lo largo de él intentaremos ofrecerte las principales claves, con tal de que puedas formarte una idea genérica de lo esencial.

¿Cómo se reclama la pensión de manutención?

Una de las principales preocupaciones de toda persona a la hora de enfrentar un proceso de divorcio es cómo se puede solicitar lo que en Estados Unidos se denomina child support (es decir, la pensión de alimentos en español). Es importante tener en cuenta que, en Estados Unidos, son perfectamente legales los pactos privados (ya sean formales o informales) firmados de forma independiente por los padres.

Diálogo entre las partes y pacto privado

Es decir, en el ámbito de un divorcio consensuado en el que exista acercamiento y diálogo entre las partes, los padres pueden pactar en privado cómo, de qué manera y en qué cantidad va a consistir el pago de la pensión alimenticia de los hijos comunes. En este sentido, la ley americana reconoce como válidos tales pactos, pero se ha de tener en cuenta que, en tales supuestos, no podrá hacerse reclamo de atrasos en caso de impago, algo que sí se da cuando es un juez el que determina el pago y sus condiciones.

La Justicia determina las condiciones

Y es que eso nos permite introducir el segundo de los métodos para la obtención de la pensión: la decisión legal realizada por una corte. Si no existe acuerdo privado entre los padres, cualquiera de ellos puede acudir directamente, con ayuda de un abogado, a un tribunal de familia estadounidense. En tal caso, será el propio juez el que determine todas y cada una de las condiciones del pago de la pensión. Además, en este supuesto sí se permitirá siempre la reclamación de atrasos en los pagos.

¿De qué manera se presenta la demanda para la pensión de sustento?

En lo que refiere a la manera de demandar la pensión de sustento, cabe tener en cuenta que cada estado establece sus propias reglas (algunos permiten hacerlo a través de Internet, por ejemplo, otros por correo, según los casos). Sin embargo, en este artículo trataremos los factores comunes a todos los territorios de EE. UU., en los que se exige:

  • Prueba de filiación: en todos los casos se pide una certificación de que el niño del cual se reclama pensión es, en efecto, hijo del padre o madre al que se le reclama. En general, suele bastar con un certificado de nacimiento si este nació mientras los padres estaban casados entre sí.
    Si tal situación no se ha dado, puede solicitarse al padre o a la madre que admita la filiación de forma voluntaria y, si no lo hace, se comenzará un proceso judicial en el que intervendrán pruebas genéticas si fuera necesario.
  • Representación en corte: una vez ha quedado determinada la filiación, se ha de acudir a una corte. Lo que se busca es demostrar al juez que, en efecto, existe derecho a recibir una pensión de sustento.

La representación en corte puede hacerse de diversas maneras:

  1. A uno mismo: si uno se considera con las suficientes capacidades y conocimientos, siempre puede acudir a la corte en representación propia.
  2. Con un abogado de familia: lo más común es, en efecto, contactar con un abogado en temas de familia que pueda asesorar cómo hacer cada gestión correctamente, para obtener la máxima satisfacción.
  3. Con un mediador: en el caso en el que los padres mantengan una relación lo suficientemente correcta, siempre se puede acudir a un mediador que ayude a negociar la pensión sin necesidad de alargar innecesariamente el litigio.
  4. Con una agencia estatal de pensión de manutención: en las Oficinas de Sustento de Menores puede solicitarse ayuda para estos casos pues, si se cumplen los requisitos, tales oficinas pueden encargarse de hacer frente a los pagos de las pensiones de alimentos de las personas más desamparadas, de manera que ningún menor quede sin la necesaria cantidad de dinero.

Manutención de los hijos y tres modelos de cálculo

El cálculo de la manutención de los hijos se realiza de forma diferente de acuerdo al estado en el que se solicita. En general, existen tres modelos distintos de cálculo principales:

  1. Partición de ingresos: este es el método más común, pues se halla presente en 40 estados. Fundamentalmente consiste en tener en cuenta los ingresos de cada uno de los padres y, a partir de ahí, determinar el monto total de la pensión de la forma más justa y adecuada.
  2. Porcentaje de ingresos: el progenitor que no conviva con sus hijos deberá pagar al otro un porcentaje de sus ingresos en atención al número de hijos, sin tener nunca en cuenta los ingresos que obtiene el progenitor que convive con los menores.
  3. Modelo Menson: fundamentalmente este modelo tiene en cuenta, no solo que las necesidades básicas de los niños estén cubiertas, sino también la de los padres, teniendo en cuenta conjuntamente los ingresos de cada uno de los progenitores.

Algunos jueces, por cierto, introducen una cláusula de ajuste según coste (COLA por sus siglas en inglés), en atención a la cual la pensión aumenta o disminuye cada año en atención a los cambios económicos producidos dentro de la familia.

En conclusión

Obtener la pensión de manutención puede llegar a ser difícil en cuanto al procedimiento de reclamación y a su cálculo preciso. Desde este punto de vista, suele ser muy recomendable acudir a la consulta de expertos en esta clase de materias. Ellos, gracias a la experiencia que han sabido cosechar a lo largo de los años y de los diferentes casos, contarán siempre con las respuestas que tus inquietudes precisan, haciéndote ahorrar gran cantidad de tiempo y dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *