Si trabajaste en Estados Unidos ¡tramita tu pensión!

Quienes hemos trabajado ya sea en nuestro país o en el extranjero, tenemos derechos laborales que muchas veces desconocemos. Si este es tu caso y especialmente si estuviste trabajando por 5 años o más en Estados Unidos y no tenías papeles, tal vez pienses que ni siquiera puedes soñar con una pensión.

Pero es posible que tus beneficios de seguridad social estén vigentes para ti y sobre todo para tu familia, la cual también sufrió el tiempo en el que tú trabajaste y que podría quedar protegida especialmente en el momento en el que faltes o estés impedido a trabajar.

Pensión para inmigrantes que han salido de Estados Unidos

Generalmente, un trabajador extranjero en Estados Unidos solo tiene derecho a su pensión si no han pasado más de seis meses desde que salió del país, pero en algunos casos como el de México existe un acuerdo para que, no importando el tiempo que pase desde que saliste, puedas tener seguridad social y tus dependientes y sobrevivientes puedan contar también con el beneficio.

No importa si fuiste trabajador temporal, trabajador agrícola o trabajaste en casa, tus patrones tuvieron la obligación de hacer las aportaciones para tu seguridad social. Además, el propio gobierno de Estados Unidos menciona que: “aunque sea deportado o expulsado, sus dependientes pueden recibir beneficios si son ciudadanos de los EE. UU. Si no son ciudadanos de los EE. UU. continuaremos pagándoles los beneficios si permanecen en los EE. UU. por el mes completo” (Source: https://www.ssa.gov/pubs/ES-05-10138.pdf)

¿Por dónde empezar?

Para tener el beneficio de una pensión es imprescindible haber trabajado bajo un número de seguridad social. Si te preocupa que no fuese tu número o fuese falso, la buena noticia es que el derecho es vigente incluso si estuviste ilegal y usaste un numero de seguridad social falso o ajeno.

Adicionalmente, debes contar con cierto número de créditos que, básicamente, se componen por el tiempo que estuviste trabajando y los ingresos que tenías, un número aproximado de créditos a obtener es de 40. Así que si estuviste por lo menos 5 años laborando, es posible que tengas derecho a pensión, y si estuviste laborando por 10 años o más, incluso tus familiares podrían seguir disfrutando el beneficio después de tu muerte.

Esto puedes saberlo pidiendo a la SSA una copia de tu estado de cuenta actual del SS, lo cual será la primera consulta que deberás realizar. Si te encuentras fuera de Estados Unidos, todo lo puedes hacer en la oficina federal de beneficios, que te presentamos más adelante.

Otro requisito para el trámite es haber cumplido 67 años, que es la edad normal de retiro para personas nacidas en 1960 o después, disposición que se estableció en el año 2003.

Finalmente, tus familiares pueden seguir recibiendo la prestación, cuando tú fallezcas, en los siguientes casos:

-Tu cónyuge si tiene más de 60 años y está a cargo de un menor de 16.
-Tus hijos solteros de menos de 18 años si no están estudiando, y de menosde 19 si continúan sus estudios o de 18 años o más si tienen alguna discapacidad
-Tus padres si eres su única fuente de sustento
-Tu ex cónyuge si no se ha vuelto a casar

Puedes iniciar tu trámite ubicando la oficina de la Misión México de la Embajada de EE.UU. que corresponde a tu estado de residencia, ya que existen tres oficinas de la Unidad Federal de Beneficios, enfocadas a ciertos estados de la República Mexicana. Para saberlo ingresa al sitio https://mx.usembassy.gov/es/u-s-citizen-services-es/seguro-social/.

Ahora que tienes mayor información, decídete a investigar más y tramitar tu pensión en Estados Unidos cumpliendo los requisitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *