El permiso de construcción en EE.UU.

Permiso para construir o renovar una casa en EE. UU.

El permiso de construcción en EE.UU.

Si estás planeando construir una vivienda en Estados Unidos, debes saber que requerirás un permiso de construcción para realizar cualquier cambio de forma legal y evitar así problemas a futuro.

El proceso se basa en la aprobación de la ciudad, ya que cada Estado tiene su propio código normativo, el cual se encarga de regular la vida de las vecindades y de hacer más segura y agradable tu estancia en ellas.

Este proceso puede ser largo y tedioso si no sabes a ciencia cierta a dónde dirigirte y qué pasos seguir, por ello hemos realizado esta guía para que no tengas duda alguna.


¿Qué es un permiso de construcción?

Se trata de un documento oficial que avala el inicio de una construcción residencial, así como cualquier renovación. Cada Estado, condado, ciudad y pueblo tienen su propia jurisdicción y, por ende, cuentan con distintos parámetros en cuanto a la expedición de permisos, así como a las tarifas relacionadas con el tipo de construcción o renovación.

La Junta de Permisos e Inspecciones o la Junta de Construcción y Zonificación son las encargadas de revisar los planes de construcción y determinar, una vez que se han realizado las tarifas reglamentarias, si pueden o no emitir el permiso. Posteriormente, la agencia acude al sitio de la construcción para asegurarse de que el propietario siga el código.

Existen dos tipos de permiso:


• Para edificios residenciales

Aquellas construcciones, renovaciones, ampliaciones y eliminaciones de espacios familiares destinados a ser habitados.


• Para edificios comerciales

Construcciones, renovaciones, ampliaciones y eliminaciones de espacios destinados a la representación de un negocio con fines lucrativos.


¿Por qué necesito un permiso?

Temas como la seguridad pública, la uniformidad en la calidad de la construcción, la salud y el avalúo de la propiedad son unas de las razones por las que se necesitan permisos oficiales. Esto se ha organizado así, puesto que los edificios mal construidos, con cableados o aplomados inadecuados, pueden llegar a resultar un peligro para el propietario y los vecinos.

Estas condiciones, sin duda, conducirán a riesgos inminentes de incendios, desplomes o enfermedades por tuberías mal instaladas, entre otras afectaciones. Por ello, los permisos se expiden únicamente a quienes cumplen con todos los requisitos de construcción establecidos en cada código, de acuerdo con las necesidades de cada vecindad.

Ten presente que fue creado pensando en tu seguridad y en la de tu comunidad.


¿Cómo saber si requieres un permiso?

Esto depende del código de construcción de tu localidad, pero de forma general podemos adelantarte que las áreas urbanas y las suburbanas usualmente requieren más permisos que aquellas áreas rurales. Sin embargo, te ofrecemos una lista de los casos en los que el permiso se hace necesario.


• Nueva construcción

La construcción de una nueva residencia siempre requiere un permiso. Dentro de esta categoría, encontramos también la construcción de casas de huéspedes, edificios de almacenamiento, cenadores y garajes.

En muchas localidades se requiere un permiso para construcciones especiales como pantallas de privacidad y cercas, siempre que se coloquen en concreto.


• Nuevas habitaciones o conversiones

Aquí incluimos no solo nuevos dormitorios, sino también terrazas acristaladas, patios y porches.

Incluso si tu intención solo es cerrar el garaje, ya que es considerado una adición, puesto que el espacio calentado de la casa aumenta.


• Renovaciones importantes

Desde la restauración de una casa muy antigua hasta la remodelación de un baño o una cocina son considerados como renovaciones grandes y, por ende, requieren un permiso.

En muchas ocasiones se piensa lo contrario, pero debes saber que la realización de renovaciones sin permisos oficiales acarrea problemas a los propietarios. ¡Que no te suceda!


• Alteraciones estructurales

Esto implica cambios en la estructura de una residencia, ya sea por adición o eliminación de paredes, así como en el acabado de espacios en el sótano y el ático.

La demolición de una estructura también se incluye en este apartado. Esto es importante, pues no se puede demoler una pared o estructura de vital importancia para el soporte de una vivienda, ya que puede conllevar peligros de no efectuarse de forma correcta.


• Trabajos mecánicos, fontanería y electricidad

Estos tres aspectos albergan dentro de sí una gran cantidad de trabajos de renovación y construcción potenciales; muchos de los cuales pueden requerir un permiso.

Algunos ejemplos de esto son la iluminación exterior, reemplazo de las puertas de garaje, instalación de una bañera de hidromasaje o sistemas de automatización del hogar, entre otros.


Costos aproximados

Los costos siempre dependerán del tipo de proyecto que se desee realizar, así como de sus complejidades. No obstante, se estima que el costo en promedio de un permiso suele oscilar entre los $ 1200 y $ 1500 dólares, aunque los costos a menudo también resultan estar entre los $ 440 y $ 2000.

En algunas ciudades y condados de menor afluencia, solo se cobran $ 100 por la obtención de un permiso, mientras que en grandes ciudades tales como Chicago y Nueva York, los costos pueden ascender hasta los miles de dólares.


¿Cómo solicitar un permiso y cuánto tarda el trámite?

El primer paso es completar un formulario adecuado para el tipo de construcción y devolverlo con sus debidos honorarios al organismo local encargado de la expedición de permisos. Este proceso puede llegar a ser prácticamente inmediato, requerir cambios o someterse a una revisión más profunda. Durante este paso no es posible iniciar el proyecto de construcción.

Después del envío de la solicitud, las propiedades residenciales suelen tardar hasta dos semanas en recibir su permiso, mientras que las propiedades comerciales podrían tardar hasta cuatro semanas en ser aprobadas. En algunos proyectos pequeños el permiso puede expedirse incluso el mismo día de ser solicitado.


Servicio de permisos

Este trámite suele realizarse con facilidad y rapidez. Los procedimientos administrativos no tardan más del tiempo estipulado para cada caso. Sin embargo, deberás aproximarte a las oficinas de tu localidad para obtener más información acerca del tiempo en que te expedirán tu permiso y las cantidades exactas que debes pagar de acuerdo con el tipo de proyecto a implementar.

Recuerda que este trámite es necesario y que, de no acatarlo, puedes verte obligado a cerrar tu proyecto de construcción, además de pagar multas substanciosas por el incumplimiento de esta norma. No dejes pasar este importante paso que está diseñado para mantener tu seguridad y la de los tuyos.

Si requieres más información sobre este tema, puedes consultar este enlace en inglés.

12 Replies to “Permiso para construir o renovar una casa en EE. UU.”
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *