Paso a paso: ¿cómo crear una empresa si eres extranjero?

Lanzarse al mercado de Estados Unidos con un emprendimiento personal es el sueño que persiguen muchísimas personas. Y, aunque pueda parecer un camino dificultoso, crear una empresa en USA resulta más simple de lo que parece y las ventajas de hacerlo son tan atractivas como prometedoras. Esto es así ya que Estados Unidos es uno de los principales destinos de inversiones con un PBI consolidado en comparación a otros países.

Tanto si se trata de un ciudadano estadounidense, como de un extranjero, apostar al mercado estadounidense es un salto que puede transformarse en un trampolín al éxito ya que existen más posibilidades de conseguir inversiones, con un plan de negocios viable y rentable.

Si alguna vez se te cruzó por la mente abrir tu empresa en EE.UU. y te quedaste a mitad de camino por no saber cómo iniciar, en este artículo te ofreceremos un breve guía con información que te ayudará a tomar el impulso y a evaluar los escenarios posibles tanto si eres ciudadano americano como si no. Establecer tu negocio en Estados Unidos te abrirá nuevos caminos y los beneficios serán enormes.

¿Por qué crear una empresa en EE.UU.?

Hay muchas razones que hacen atractiva la idea de montar una empresa en los Estados Unidos. Una de ellas son las oportunidades que ofrece el país, siempre y cuando se siga adelante con una planificación realista y el correspondiente asesoramiento profesional para dar un salto cualitativo.

Pero lo cierto es que, además de las oportunidades que ofrece el mercado, abrir una empresa en territorio americano es mucho más simple que en otros países, ya que los trámites son más sencillos, no existe el IVA y el “impuesto de sociedades” se encuentra alrededor del 7%.

Además, existen incentivos fiscales para la creación de nuevas empresas que hacen posible que lanzarse con un nuevo negocio sea más fácil. Aunque depende del Estado del que se trate, ya que cada uno cuenta con sus propias leyes y procesos, algunos eximen el pago de impuestos estatales, el pago de impuesto a la propiedad privada a nivel estatal y ofrecen, entre otras cosas, créditos para la creación de nuevos mercados. Otra cuestión que atrae a muchos es que para montar un negocio en USA no es necesario ser ciudadano estadounidense o contar con la residencia.

Requisitos para poder abrir una empresa

Una pregunta muy importante que refiere a la documentación es para iniciar saber si es necesario contar con una Visa. Ya lo dijimos antes, pero lo repetimos: si quieres crear tu empresa no es necesario que tengas visa americana ni tampoco Social Security Number (SSN).

Lo primero que necesitas es contar con un pasaporte válido.

Pero, si por algún caso llegaras a necesitar una visa temporal, estas son tres opciones más convenientes: Visa E-2, Visa E-1 y Visa L-1.

Pasos a seguir para montar un negocio

A continuación, haremos un repaso de algunos pasos necesarios para que puedas concretar tu sueño y crear tu empresa en suelo americano. Algunas cuestiones preliminares a la creación propia de tu negocio tienen que ver con el armado de un Plan de Negocios, esto te ayudará a definir los objetivos y la esencia de la empresa.

Los planes de negocios sirven, a grandes rasgos, para plasmar qué es lo que querés hacer y con ello conseguir inversiones y posibles alianzas. Otro de los pasos previos será realizar un estudio de mercado para evaluar posibilidades y analizar a la competencia. También para conocer hábitos de consumo y costumbres comerciales que te ayudarán a pisar más fuerte una vez que te hayas lanzado con tu compañía.

Cinco consejos para la creación de tu empresa

Una vez que hayas estructurado tu plan y objetivos, lo siguiente será:

  1. Elegir el Estado: Este punto consiste en determinar la ubicación dónde constituirás tu empresa. Será indispensable analizar cuál te conviene más, a nivel de impuestos y jurisprudencia. Se tratará del domicilio oficial de la empresa. Uno de los Estados en el que se inscriben muchas empresas es Florida, por su ubicación y ventajas a nivel de impuestos.
  2. Nombre de la empresa: Es importante definir el nombre único de la empresa y verificar su disponibilidad a la hora de registrarlo. Consejo: revisa que no exista y que refleje el espíritu de la compañía.
  3. Estructura: Otro de los pasos importantes es decidir cuál será la categoría de tu compañía. Las más comunes son la CORP (Corporación) o la LLC (Empresa d Responsabilidad Limitada). Sin embargo, durante la planificación, será necesario que definas cuál será la figura jurídica más apropiada para tu empresa. Brevemente te contamos que, en el caso de la LLC, por su formato te permite proteger tus activos si sufres cualquier pérdida comercial y no debes pagar impuestos, por ello esta es una opción muy atractiva para muchos. En el caso de la CORP puedes recibir inversiones y vender acciones. Además, al final de un año fiscal, no tienes que distribuir todas las ganancias. Pero como ya te dijimos, en este punto necesitarás evaluar cuál es tu mejor opción.
  4. Oficina virtual: Puedes montar tu empresa en los EE.UU. sin vivir allí, la única exigencia es que tu empresa tenga una dirección comercial en el Estado que deseas iniciar el negocio. Para ello puedes contar con una oficina virtual. En caso de residir fuera de los Estados Unidos será importante contar con la asistencia de alguien que se encuentre en suelo americano y pueda recibir los documentos legales y fiscales a nombre de la sociedad.
  5. Registro: Una vez que hayas cumplido con todos los puntos anteriores, deberás registrar tu empresa en el Departamento de Corporaciones del Estado y crear una entidad legal. Seguido a ello, tendrás que solicitar el Número de Identificación de empleador federal (EIN), que te será proporcionado por el IRS (Internal Revenue Service). El IEN es un requisito indispensable para poder contratar empleados en EE.UU., abrir una cuenta bancaria y entre otras cosas, poder pagar impuestos.

Luego de todo ello será necesario también crear todas las licencias y permisos. En caso de que tengas más preguntas, te recomendamos que consultes a un experto que podrá asesorarte en profundidad en todas tus consultas.

El tiempo de apertura puede variar en función del Estado, pero por lo general va como mínimo de dos a cinco días, pudiéndose concluir todo el proceso en los 20-25 días. Lo mismo sucederá con el estimativo de la inversión y costos.

Ahora ya sabes

Montar una empresa en Estados Unidos puede ser una gran idea, considerando las facilidades y ventajas de apostar en uno de los países más prósperos del mundo.

Sigue las indicaciones y podrás dar tus primeros pasos en un país que ofrece un montón de oportunidades. Recuerda que siempre es bueno consultar a un experto que pueda guiarte y asesorarte en tus consultas. ¡Mucho éxito con la creación de tu negocio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *