¿Cómo importar un vehículo extranjero a los EE.UU.?

Importar un automóvil a los Estados Unidos desde México es más o menos igual que hacerlo desde cualquier parte del mundo, con la ventaja de que puedes conducirlo por la frontera sur. 

A continuación, te explicaremos qué tipos de coches se pueden importar, así como también cuál es la documentación necesaria para poder realizar el trámite.  

Te indicaremos los pasos a seguir una vez que ingreses a territorio estadounidense para efectuar el correcto registro. ¡Sigue leyendo!

¿Qué autos se pueden importar?

El trámite para vehículos de motor de uso particular varía en base a dos tipos de automóviles: los que tienen una antigüedad menor a veinticinco años y los que no, pero tienen un significado histórico y pueden entrar al país con limitaciones para circular, para efectos de exhibición. 

Modelos de vehículos que se fabrican o venden en los Estados Unidos son mucho más fáciles de importar. Pues ya existe garantía de que son aptos para circular por este país.

Extranjeros de nacionalidad mexicana que ingresen a esta nación de visita o que sean residentes pueden introducir su carro desde México y conducirlo por un periodo de hasta un año, sin mayor trámite y exentos del pago de derechos. Sin embargo, no podrán venderlo en los Estados Unidos. 

Documentación

Para poder ingresar por la frontera o aduanas un carro mexicano se necesita: el comprobante de pago del envío, la factura de compra, el registro del país de origen y cualquier otro documento que acredite su propiedad. 

Se deberán también llenar los formularios EPA 3520-1 y DOT HS-7, donde se asentará que el vehículo cumple con los requisitos mínimos de seguridad y emisiones para ser importado a los Estados Unidos. Ello se verificará a través del etiquetado del motor. En caso de que carezca de la certificación del fabricante, se podrá comprobar su elegibilidad a través de una inspección llenando el formulario 3520-1 de la Agencia de Protección al Ambiente (EPA).

Los automóviles que no cumplan con los requisitos de emisiones o seguridad, salvo casos excepcionales, deberán ser trasladados a través de un importador comercial independiente. Las corporaciones modificarán mecánicamente el vehículo y garantizarán a la Agencia de Protección al Ambiente que cumple con lo establecido. 

Aún después de trabajados, no todos los vehículos pueden ser importados o modificados por un importador comercial independiente, por lo general, estas empresas tienen tarifas sumamente altas.

Costos

Quien quiera ingresar un automotor extranjero deberá pagar, además del costo de contratar a la empresa importadora, una tarifa porcentual sobre el valor de compra o de venta del carro. Estas son, para automóviles, del dos punto cinco por ciento, camionetas, del veinticinco por ciento y, para motocicletas, puede ser gratuito o del dos punto cuatro por ciento.

Los ciudadanos americanos y residentes legales podrán solicitar una excepción de pago por hasta ochocientos dólares para su vehículo personal o el de sus familiares que lo acompañen si: 

  • Lo trae a su regreso.
  • Importa el coche para uso personal.
  • Lo adquirió durante el viaje del que vuelve.

Estarán exentos del pago de los derechos los militares y empleados civiles del gobierno de los Estados Unidos. 

Ingreso y registro

Presentada la documentación en la frontera y hechos los pagos, se podrá ingresar al país. Inmediatamente se deberá proceder a asegurar el auto. Después, habrá que llenar las formas de la oficina estatal de control vehicular para registrarlo, así como pagar los impuestos y derechos relacionados a dicho registro. 

Puede que se requiera una prueba de emisiones y una inspección dependiendo del estado en que se realice el registro. Luego de ello recibirás tus engomados, etiquetas y placas por correo en unas cuantas semanas, entonces podrás conducir tu automotor de manera segura y legal.

En definitiva

Ahora ya sabes, importar un coche desde México es algo que puedes hacer por ti mismo, sin embargo, también puedes asesorarte con profesionales, sobre todo si quieres hacer el proceso sin retrasos innecesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *