Divorcio desde el extranjero

Divorcio desde el Extranjero

Divorcio desde el extranjero

En muchos países, por lo general (y a veces de manera forzosa), una sentencia de divorcio tiene que determinar todos los asuntos que tocan al matrimonio, incluidas la custodia de los niños, pensiones alimenticias y la división de la propiedad y deudas.

Por cuanto hace a un divorcio desde el extranjero, debemos entenderlo como cuando uno de los cónyuges quiere terminar su matrimonio en un país distinto al país en el que se casó.

Por ejemplo, si una persona se casó en los Estados Unidos pero tramitará su divorcio en otro país en el que viva actualmente. O se casó en otro país, pero quiere divorciarse en los Estados Unidos. Si este tu caso, puede que tengas algunas dudas que te aclaramos a continuación.


Si me divorcio en el extranjero, ¿mi divorcio será válido en los Estados Unidos?

En los Estados Unidos de América, el matrimonio y el divorcio son asuntos reservados para los Gobiernos estatales. Además, este país no ha firmado ningún tratado que pueda obligarlo a reconocer divorcios decretados en el extranjero. Sin embargo, una sentencia de divorcio emitida en un país extranjero puede ser reconocida por las autoridades estatales en atención del principio de comity (cortesía), siempre y cuando se cumpla con el requisito de que en el juicio se haya dado a ambas partes el derecho a ser oídos y vencidos.

De acuerdo al principio de comity, un divorcio que obtengas en un país extranjero y cumpla dicho requisito, por lo general, será reconocido en los Estados de la Unión Americana. Otro requisito de forma que debe cumplir tu divorcio en el extranjero es el de jurisdicción, pues no se reconocerá si por lo menos unos de los cónyuges no vive en el país extranjero en que se tramitó el juicio. De hecho, muchas Cortes Supremas de los Estados han establecido el criterio de no reconocer divorcios aun cuando ambos cónyuges se encuentran en el país en que se tramitó el divorcio pero ninguno de los dos realmente viva ahí.


Los tratados internacionales y la validez de un divorcio americano en un país extranjero

El tratado por excelencia sobre la homologación de un divorcio en el extranjero es la «Convención de La Haya sobre reconocimiento de divorcios y separaciones legales de 1970», pero Estados Unidos no forma parte de esta, por lo que no es vinculante para este país al momento de resolver sobre un divorcio o separación. Sin embargo, si te divorcias en Estados Unidos, sí puedes hacer válido este divorcio en un país que sea parte de dicho tratado.


Autenticar tus documentos

Si vas a buscar que tu divorcio tramitado en el extranjero sea validado en los Estados Unidos o viceversa, necesitarás que tu acta de matrimonio (o documento homólogo) obtenga un certificado de autenticidad proporcionado por la autoridad local del país extranjero o de tu Estado en los Estados Unidos y legalizar el divorcio.

Puedes hacer dicha autentificación mediante dos procedimientos administrativos: la Apostilla de La Haya, si el documento proviene de un país que sea parte de la Convención de La Haya para la legalización de documentos; o bien deberás obtener una legalización, si el país emisor no es parte de dicho tratado. Si quieres obtener información específica sobre la legalización de documentos, puedes consultar con la embajada correspondiente.

Para saber la validez de un divorcio tramitado en el extranjero en el Estado en que te casaste, lo que debes hacer es preguntar al fiscal general del Estado en cuestión. Ahora, si quieres saber si un divorcio obtenido en los Estados Unidos tendrá validez en un país extranjero, lo ideal es que acudas a la autoridad local. En ambos casos, lo mejor es que tengas la asistencia de un abogado privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *