Ayudas » Violencia » Cómo reportar un caso de violencia o abuso doméstico

Cómo reportar un caso de violencia o abuso doméstico

Por IntFormalities
Actualizado el 17 de noviembre, 2023
Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Reportar una situación de violencia doméstica resulta un desafío, no importa si lo hace la propia víctima o alguna persona cercana. La acción implica un acto de valentía que conlleva una gran responsabilidad y en muchos casos puede salvar una vida. Si en algún momento se ha encontrado con ese dilema y no sabe qué hacer, aquí le damos información valiosa.

Denunciar o reportar violencia es un acto de valentía enorme.
Denunciar o reportar violencia es un acto de valentía enorme

Cómo saber si realmente es violencia doméstica 

“Ese es su carácter”, “es una víctima de su crianza”, “no lo hace porque quiere, siempre regresa a disculparse”, son frases que se escuchan de la persona que puede ser objeto del abuso. Pero resulta que las acciones violentas están catalogadas como delito y penalizadas por la ley, por lo que normalizar o justificar estos comportamientos de cierta manera nos hace cómplices. Para entender bien el asunto, tenemos que las Naciones Unidas explican que “el abuso doméstico, también llamado violencia doméstica o violencia de la pareja íntima, se puede definir como un patrón de comportamiento en cualquier relación que se utiliza para obtener o mantener poder y control sobre una pareja íntima”.

“El abuso son acciones físicas, sexuales, emocionales, económicas o psicológicas o amenazas de acciones que influyen en otra persona. Esto incluye cualquier comportamiento que asuste, intimide, aterrorice, manipule, lastime, humille, culpe, hiera o hiera a alguien. El abuso doméstico puede ocurrirle a cualquier persona de cualquier raza, edad, orientación sexual, religión o género. Puede ocurrir dentro de una variedad de relaciones, incluidas las parejas que están casadas, viven juntas o tienen citas. La violencia doméstica afecta a personas de todos los estratos socioeconómicos y niveles educativos. El abuso doméstico puede culminar en lesiones físicas graves o la muerte”.

La violencia puede ser física, sexual, emocional, económica o psicológica, e incluso de amenazas.
La violencia puede ser física sexual emocional económica o psicológica e incluso de amenazas

Cifras alarmantes

Las estadísticas de este problema son alarmantes. En promedio, 24 personas por minuto son víctimas de violación, violencia física o acoso por parte de una pareja íntima en los Estados Unidos, esto hace más de 12 millones de mujeres y hombres en el transcurso de un solo año.

Casi 3 de cada 10 mujeres (29 %) y 1 de cada 10 hombres (10 %) han experimentado violación, violencia física y/o acoso por parte de una pareja, con las consecuencias reportadas en el funcionamiento normal como persona. Si quiere saber más sobre estos datos y convencerse de la gravedad del asunto, puede leer más aquí.

A dónde puede acudir

Cuando se busca este tema en la red aparecen los cuerpos policiales como la primera opción para hacer denuncias, el problema es que generalmente cuando se acude a ellos es porque las acciones han ido escalando y tal vez se encuentran en un nivel donde lo que queda es la represar al agresor antes de que suceda algo trágico. Este es el punto que debería evitarse, para ello existen otras opciones como grupos de ayuda o líneas telefónicas de asesoría gratuita. Pero en caso de peligro inmediato o emergencia, llame inmediatamente al 911 o al número de la policía local.

Reportar el abuso de una tercera persona

No existe un protocolo específico para reportar un evento de abuso de violencia doméstica de un familiar, amigo o vecino. Cada estado cuenta con diferentes recursos para hacerlo, como la policía local, organizaciones de ayuda o líneas telefónicas. Al parecer se trata de un tema personal de querer involucrarse o no y asumir las consecuencias buenas o malas de ello. Muchas personas optan por hacer llamadas o denuncias anónimas a la policía, otras pueden incluso aceptar servir y firmar como testigos de un caso presentado a las autoridades. Algunos expertos sugieren primero sondear sutilmente a la persona o víctima para determinar si está consciente de su situación. En todo caso si usted cree que alguien es objeto de este delito y no sabe qué hacer, puede también llamar a la Línea Directa.

National Domestic Violence Hotline

Una herramienta muy valiosa y de primera mano es la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica, cuya información completa la puede encontrar en este enlace. Este es un proyecto subvencionado por la Oficina de Servicios para la Familia y la Juventud de la Administración de Niños, Jóvenes y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

En esta página le explican todos los temas relacionados: cómo obtener ayuda, cómo diseñar un plan de seguridad personal y familiar, cómo identificar al abusador, como ayudar a otros y qué recursos locales puede buscar.

Signos de abuso o violencia doméstica

En la página se indican algunos comportamientos que pueden calificarse como violencia. El primer paso es identificarlos, bien sea en la experiencia personal o con relación a una tercera persona (un familiar o amigo). Una persona violenta los derechos de otra cuando:

  • Le dice que nunca hace nada bien.
  • Muestra celos extremos de sus amigos.
  • Trata de evitar que pase tiempo con amigos, familiares o compañeros.
  • Insulta, degrada o avergüenza, especialmente frente a otras personas.
  • Evita que tome sus propias decisiones, incluso sobre trabajar o asistir a la escuela.
  • Controla las finanzas en el hogar sin discusión, incluso tomar su dinero o negarse a proporcionar dinero para los gastos necesarios.
  • Presiona para tener relaciones sexuales o realizar actos sexuales con los que el otro no se sientes a gusto.
  • Presiona para que consuma drogas o alcohol.
  • Intimida a través de miradas o acciones amenazantes.
  • Insulta a sus padres o amenaza con dañar a sus hijos o quitarles sus mascotas.
  • Intimida con armas como pistolas, cuchillos, bates o mazas.
  • Destruye las pertenencias de su pareja o las del hogar.

Maltrato a adultos mayores

No solamente se trata de la violencia entre parejas, esto puede suceder en la comunidad, hogares, hospitales o asilos para ancianos. Para localizar servicios para adultos mayores y sus familias, visite Eldercare Locator (en inglés) o llame gratis al 1-800-677-1116 (marque 2 para español).

Otras organizaciones de ayuda

Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica, puede encontrar más organizaciones dispuestas y capacitadas para ayudar sobre el tema en esta lista. Por mencionar algunos ejemplos: la línea directa de ayuda del Departamento de Niños y Familia del estado de la Florida (800) 500-1119 o las llamadas Coaliciones contra la Violencia Doméstica que existen en cada estado.

Si ud. necesita ayuda no dude en pedirla y llamar a las líneas habilitadas para estos casos.
Si Ud necesita ayuda no dude en pedirla y llamar a las líneas habilitadas para estos casos

Tiene a disposición todas las formas de contacto

Escribiendo un correo convencional a la dirección:

National Domestic Violence Hotline

PO Box 90249

Austin, Texas 78709

Puede encontrar más información en Instagram @ndvhofficial y en twitter @ndvh.

Puede llamar al 1-800-799-7233. También en la página web puede chatear con un experto sobre su caso en  https://www.thehotline.org/ de manera confidencial o puede mandar un mensaje de texto a “START” to 88788. En estos últimos la atención es las 24 horas del día durante toda la semana.

Como nota final recuerde que como víctima, hacer una denuncia de violencia no afecta ni se relaciona con su estatus migratorio, pero como es un delito, quien lo comete sí puede tener graves consecuencias en su proceso personal.

Síguenos para más información en nuestro Facebook y explora nuestros videos en Youtube.

Compartir artículo

Otros temas que te podrían interesar...

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ