¿Cuánto cuesta un divorcio en Estados Unidos?

A la hora de afrontar un divorcio en Estados Unidos, uno de los factores más importantes de entre todos los que se tienen en cuenta suele ser el precio al que tendrán que hacer frente los cónyuges.

Así, si tú estás pensando en la posibilidad de disolver tu matrimonio en Estados Unidos, muy probablemente te interese contar con la máxima información posible sobre este punto.

Por tal razón, a lo largo del presente texto vamos a intentar darte las claves más relevantes sobre este asunto. De esa forma podrás hacerte una idea aproximada de los costes más comunes propios de un proceso de divorcio en el país norteamericano.

Eso sí, aunque los precios serán los mismos seas ciudadano estadounidense o inmigrante residente en el país, siempre tendrás que contar con una situación de presencia legal dentro del país norteamericano para poder divorciarte.

Esto es lo que cuesta un divorcio en Estados Unidos

A la hora de determinar cuánto cuesta un divorcio en Estados Unidos, entran en juego multitud de factores diferentes. En general, con tal de que sepas identificar los elementos más relevantes que modifican los precios a pagar, te recomendamos que atiendas al siguiente listado, donde recogemos aquellos que más influyen en cada caso:

  • La existencia o no de acuerdo: todo divorcio se puede enfrentar de muy diversas maneras. En algunas ocasiones se trata de una decisión adoptada por consenso entre los cónyuges, de manera que se llega a un acuerdo privado incluso antes de comunicar el divorcio a alguna autoridad. En los casos en los que así sea, el costo siempre será inferior, pues no se tendrá que hacer frente en ningún caso a todos los gastos que se derivan de los posibles litigios, abogados y demandas que haya de presentarse. Del mismo modo, una disolución de mutuo acuerdo siempre requiere muchísimo menos tiempo que una en la que exista oposición por parte de alguno de los cónyuges.
  • La presencia o no de hijos: dejando ahora de lado el factor anterior, la presencia de hijos comunes siempre modifica los costos del proceso. Al tener hijos, se han de tratar cuestiones tan diversas pero importantes como el reparto de la custodia de los mismos, o el pago o no de una manutención mensual para costear su educación, ropa y alimentos. Si no hay hijos presentes, estas cuestiones no han de dirimirse y, por tanto, los trámites y pagos a realizar por parte de los cónyuges siempre serán cuantitativamente inferiores.
  • La presencia o no de bienes en común: si no se cuenta con bienes en común, entonces la cuestión está más clara, pues cada cónyuge solo ha de preocuparse por recoger sus propios bienes personales. Sin embargo, cuando se cuenta con acciones, dinero líquido, inmuebles, coches o cualquier otro elemento compartido, se ha de realizar una partición justa de su valor. Siendo esto así, exista o no acuerdo entre las partes, la presencia de un tasador, la necesidad de (en ocasiones) vender la casa o el coche o los gastos bancarios por el reparto del dinero encarecerán notablemente los gastos del proceso.

Honorarios de los abogados

Después de todo lo dicho hasta ahora podrás deducir que, en general, el mayor gasto de todos aquellos que se derivan de la disolución matrimonial es uno muy concreto: los honorarios de los abogados de divorcio a lo largo del proceso. Si no existe un acuerdo entre las partes y se ha de ir a litigio, si existen bienes e hijos en común, si hay discusiones y oposiciones graves entre los cónyuges… todo ello puede llegar a obligarte a acudir a despachos especializados en cuestiones de familia. Si esto es así, ellos cobrarán sus honorarios en atención a la cantidad de trabajo a la que tengan que hacer frente, la cual, entre otras cosas, depende del tiempo que deban dedicar a tratar cada caso.

Por ese motivo, te puede interesar mucho conocer cuánto suele durar el proceso de disolución matrimonial en los Estados Unidos. Así, si existe acuerdo entre las partes, lo normal es que el divorcio se efectúe en cuestión de días, siendo el tiempo necesario muy reducido. Este es el que se llama divorcio exprés y, para poder acceder a él, las leyes te exigirían que tu matrimonio haya durado al menos cinco años, que se dé la inexistencia total de hijos, que no existan deudas con un valor superior a los cuatro mil dólares y que no existan intereses encontrados entre las partes. Este tipo de divorcio apenas tiene unos pocos cientos de dólares de coste. 

Sin embargo, si se acude a litigio, el proceso puede extenderse entre seis y doce meses y, en ocasiones, puede llegar incluso a los dos años. Es en ese momento en el que los costes empiezan a aumentar de manera exponencial, llegando a alcanzar altos precios, y estos son los que probablemente te interesen evitar.

Las cifras concretas

Ahora que te hemos presentado todos los factores que intervienen en el precio, podemos hablar de cifras concretas. En general, la tasa media de los honorarios de los abogados está en torno a los doscientos cincuenta dólares por hora. Esto hace que, en promedio, el pago de todo un proceso de divorcio se eleve a los doce mil dólares.

Sin embargo, todo ello depende del Estado en el que te encuentres. En California (el Estado más caro), de promedio, un divorcio cuesta veintiséis mil dólares si hay hijos de por medio, mientras que en Nebraska (el Estado más barato) la media suele alcanzar los diez mil dólares

Ahora ya sabes…

El divorcio en Estados Unidos puede contar con precios que oscilan en grandísima medida. Eso es debido a, como has visto, multitud de factores diferentes. Así, siendo que muchas veces esta clase de procesos pueden llegar a resultar verdaderamente enrevesados para el ciudadano de a pie, nunca está de más que consultes a profesionales. De esa forma, si tú te encuentras en la situación de querer divorciarte en Estados Unidos pero no sabes cómo hacerlo de la forma más barata y efectiva, te recomendamos que acudas a expertos. Solo ellos podrán darte las respuestas concretas a lo que necesitas, ahorrándote gran cantidad de tiempo, dinero y preocupaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *