Las siete causas más comunes de divorcio en EE.UU.

Una ruptura matrimonial es un momento muy difícil en cualquier lugar del mundo. No obstante, siempre se observan pequeñas diferencias en función del lugar en el que te encuentres.

Por eso, las principales causas del divorcio en Estados Unidos quizás sean algo diferentes a las que estas acostumbrado a oír. ¿Te gustaría conocerlas para valorarlo por ti mismo?

Si has llegado hasta aquí es porque estás interesado en conocer por qué suele suceder el divorcio en Estados Unidos. Te contaremos cuáles son las razones más comunes en las siguientes líneas.

1. Casarse demasiado joven

Si eres de los que piensa que los matrimonios jóvenes están destinados al fracaso, desgraciadamente estás en lo cierto. De hecho, el riesgo de una anulación en los siguientes cinco años al enlace es mucho más alto a estas edades tan tempranas.

Pero antes de seguir, debemos aclarar qué significa exactamente un matrimonio joven. Con tal concepto nos referimos, principalmente, a las bodas entre adolescentes. De hecho, a partir de los veinte años las disoluciones de los matrimonios comienzan a descender. Esta aclaración es importante para evitar confusiones, puesto que, en realidad, la veintena es una edad bastante joven.

Como podrás intuir, la juventud se lleva mal con el matrimonio puesto que está estrechamente relacionada con la inmadurez. A menos edad, más probabilidad de actuar impulsivamente, de prestar más atención a otras prioridades y de destinar pocos esfuerzos a una posible reconciliación.

2. La convivencia prematrimonial

Las parejas que viven juntas antes de casarse parecen tener más opciones de terminar divorciándose en el país norteamericano.

Esta causa de divorcio probablemente te parezca poco intuitiva o escasamente razonable, puesto que el hecho de vivir juntos parecería funcionar más bien como una prueba para la propia relación, para que ambas partes puedan comprobar si son verdaderamente compatibles antes de afrontar el siguiente paso.

Sin embargo, parece ser que en más ocasiones de las esperadas este hecho termina por desgastar y perjudicar a la pareja, hasta el punto de llevarla hacia la separación definitiva.

3. Una mala comunicación en la pareja

No aprenderás nada nuevo si te decimos que la comunicación es un aspecto crucial en todo matrimonio. Y es que el hecho de no poder conversar de forma efectiva con tu pareja es un problema que suele generar mucha frustración en ambas partes, además de constantes desacuerdos y discusiones que pueden llegar a volverse muy nocivas, e incluso insostenibles, sobre todo, si hay hijos de por medio, pues se acabarán viendo involucrados.

La falta de entendimiento es una evidente causa de divorcio en cualquier lugar del mundo. Y Estados Unidos, claro está, no podía ser diferente.

4. Infidelidades

Traicionar la confianza de la pareja es siempre un motivo de crisis para la pervivencia de cualquier relación. Y en ese sentido, pocas situaciones escenifican más claramente dicha traición que las aventuras extramatrimoniales. Es más, en determinados Estados el adulterio es incluso considerado como delito.

Como podrás imaginar, las infidelidades casi nunca terminan bien. Es cierto que en no pocas ocasiones la pareja recurre a ayuda profesional para reconducir su matrimonio, o hasta logra recomponerse sola con mucho esfuerzo y confianza. Pero debido a la herida que suele dejar en el cónyuge, este tipo de divorcios normalmente acaba en los juzgados.

5. Factores económicos

El dinero suele estar detrás de casi todo, así que ya habrás podido intuir que, en bastantes ocasiones, también está detrás de los divorcios en Estados Unidos.

Los factores económicos asociados a las disoluciones matrimoniales son varios y muy variados: desde los malos hábitos de gasto hasta los grandes e inasumibles objetivos financieros, pasando por la ambición desmesurada de alguno de los dos cónyuges.

Un hecho que habitualmente genera desequilibrios importantes en la relación, los cuales acabarán en desilusiones, conflictos, incumplimientos de las expectativas matrimoniales, frustraciones y, finalmente, en la tan temida separación.

6. La educación también influye

El asunto de la educación incide directamente en varias de las razones que te hemos enumerado anteriormente. Por una parte, las parejas adolescentes que se casan tienen muchas veces escasa formación.

Por otra parte, las diferencias académicas también pueden desembocar en empleos y condiciones laborales muy distintas, pudiendo desembocar en un problema de dinero.

Sea como sea, parece que existe una relación clara entre formación educativa y tasa de divorcio: a menos formación, mayor cantidad de disoluciones matrimoniales.

7. Varias de estas situaciones a la vez

Hasta ahora te habíamos hablado de los motivos concretos que llevan a los estadounidenses hacia una separación matrimonial. Sin embargo, es bastante frecuente que se den varias de estas causas a la vez en aquellas parejas que terminan por divorciarse.

Cada una de las razones enumeradas se van sumando y entremezclando, incrementando de esta manera la brecha emocional que sufren los afectados. El manejo del dinero afecta a las discusiones, las cuales, a su vez, inciden en la crianza de los hijos o en la cantidad de tiempo que los cónyuges se destinan el uno al otro.

Cuando un problema aparece, parece llamar a otro y así sucesivamente. Y la conclusión inevitable de todo esto, como seguramente te habrás imaginado, termina siendo casi siempre la separación definitiva.

Ayuda profesional para la disolución del matrimonio

Si vives en Estados Unidos y estás barajando el divorcio como una posibilidad real en tu vida, recuerda que siempre puedes contratar los servicios de una empresa especializada en los procedimientos administrativos del país para proveerte de toda la información que necesites, lo cual te ayudará a agilizar el proceso y hacerlo mucho más sencillo.

Conclusión…

Y ahora que ya conoces las principales causas del divorcio en el país norteamericano. ¿Te parecen similares o encuentras algunas diferencias con respecto a las de tu país de origen? ¡Cuéntanoslo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *