Planes de ahorro para el retiro 401(k)

Conoce el Plan 401(K): un esquema de Ahorro para el Retiro

Planes de ahorro para el retiro 401(k)

El proceso de jubilacion en EE.UU. se puede realizar a través de un plan de ahorro para el retiro denominado 401(k). Para acceder a este atractivo esquema de cuentas de inversión y ahorro, es indispensable tener una relación laboral vigente. 

Las aportaciones se hacen de forma bipartita entre el patrón y el trabajador a una determinada cuenta de ahorro. Puedes invertir el capital generado para producir réditos al emplearlo en los diferentes instrumentos financieros permitidos por la ley.

El saldo que se genera de la contribución definida del plan de ahorro para el retiro se determina por las aportaciones que hayas hecho al plan y el rendimiento de las inversiones.


Características del plan 401(K)

El plan de ahorro para el retiro 401(k) te permite, como trabajador, invertir y ahorrar una parte de tu salario antes de que te sean cobrados los impuestos.

El patrón realiza una aportación similar a la contribuida por el trabajador; por ejemplo, si un trabajador destinara un 5% de su ingreso mensual, el patrón estaría obligado a pagar de un 2% a 3% del salario del trabajador.

La supervisión de dicho fondo de ahorros será realizada por una administradora autorizada, que deberá mantener informado al trabajador de las actualizaciones de su plan de ahorro y los rendimientos que este le genera.

Los tipos de inversión del capital generado son los siguientes:

– Fondos mutuos de inversión: Son aportaciones monetarias empleadas en diferentes valores de inversión.

– Acciones: Su rentabilidad es variable, al depender de resultados.

– Bonos: Con ellos, obtienes intereses por el dinero invertido.


Aportaciones voluntarias

A diferencia de un plan de pensión, este tipo de planes de ahorro son planes de distribución definida que dan la posibilidad a los trabajadores de poder contribuir a su propio fondo de jubilación a través de aportaciones voluntarias que se reflejan inmediatamente al ser depositadas.

Como empleado, tienes la libertad de decidir cuánto de tu salario vas a destinar al plan de ahorro, así como el tipo de inversión que quieres para tu cuenta.

Aunque este tipo de aportaciones voluntarias no son obligatorias para los trabajadores, el IRS establece ciertos límites. Para el año 2020, la contribución máxima que un trabajador podía hacer era de $ 19 500, con unos $ 6 500 adicionales si tenía más de 50 años.

Otra ventaja de este tipo de inversión para el retiro es que no está sujetos a las declaraciones individuales de impuestos federales sobre ingresos, al no estar tipificada esta aportación como salario. Tu contribución personal nunca podrá exceder los ingresos que generes en un año.


Distribución por dificultades económicas

El plan de ahorro para la jubilación no prevé la posibilidad de poder hacer retiros de la cuenta antes de los 59 años y medio; sin embargo, existen algunas circunstancias en las que un trabajador puede acceder a la obtención de una distribución por dificultades económicas.

Algunos de los criterios utilizados para que puedas hacer una distribución de un plan de jubilación son los que tienen que ver con gastos médicos mayores o funerarios. Para determinar la existencia de esta necesidad y la cantidad necesaria para satisfacerla, el plan debe especificar las normas que aplican.

Realizar retiros del fondo de pensión para el retiro puede traer como consecuencia la penalización o multa por retiro, que equivale a un 10% de lo retirado, penalización que también será aplicada al IRS al presentar la declaración de impuestos.


Baja o cambio patronal

En caso de que dejes de laborar para el empleador con el que tenías el plan de ahorro, tu fondo podrá ser transferido a una cuenta individual de jubilación (IRA) o a un plan patrocinado por el nuevo patrón.

La ventaja de transferir el fondo de tu plan de ahorro a una cuenta individual es que podrás tener un mayor control sobre cómo invertir el dinero entre los diferentes fondos de inversión que existen.


Beneficios de la jubilación

Jubilarnos con este tipo de planes de ahorros nos va a permitir estar recibiendo un flujo continuo de ingresos fijos después de llegada la jubilación. El monto de dicho ingreso va a depender del número de años laborados, en relación con el último salario percibido antes de jubilarnos.

La cantidad que recibamos al jubilarnos será el resultado de las aportaciones adicionales que hayamos realizado y del éxito de las inversiones que hubiéramos elegido. Un patrón puede llegar a aportar la misma cantidad que el trabajador destine. Incluso, puede dar las aportaciones con acciones de la empresa.

Debes ver al plan de ahorro para el retiro 401(k) como una estrategia a largo plazo que te ayudará a ahorrar para la jubilación, y a diferir el pago de impuestos a la renta sobre los montos invertidos en el plan hasta el momento en que retires el dinero de la cuenta.

Si deseas obtener más información respecto a este tema, puedes consultar este enlace del sitio usa.gov, la guía oficial de información del Gobierno de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *