Prueba de naturalización: ¿en qué va a actualizarse?

La prueba de naturalización es uno de los pasos más importantes para obtener la nacionalidad estadounidense. La tramita el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

Si ya vives en el país norteamericano o estás pensando emigrar allí, necesitas saber en qué consiste, cuánto dura y también los pasos que debes seguir para obtener la naturalización en EE. UU.

Novedades en la prueba de naturalización en EE. UU.

Como te decíamos, esta prueba es la parte más relevante de los procedimientos administrativos que te llevan hasta la obtención de la nacionalidad en EE. UU. Antes de presentarte a ella, debes verificar que cumples los requisitos para conseguir la ciudadanía. Estos son:

  • Tener más de 18 años
  • Ser residente permanente, es decir, haber obtenido la Green Card
  • Y otras condiciones que tienen que ver con tu edad, estado civil e incluso servicio militar

Una vez has comprobado que las cumples, tienes que presentar el formulario N-400. Puedes hacerlo online o por correo, pero siempre acompañándolo de la documentación que se pide en el propio formulario y del justificante de pago del trámite. La dirección a la que debes enviarlo también figura en las instrucciones del documento.

Una vez recibida tu solicitud, el USCIS se pondrá en contacto contigo para darte cita con objeto de tomarte las huellas dactilares.

¿En qué consiste la prueba de naturalización?

Es a continuación cuando debes hacer la prueba para la naturalización. Este examen consistía hasta ahora en 100 preguntas sobre educación cívica e historia de Estados Unidos. Durante la prueba, un oficial planteaba 10 cuestiones sobre las 100 y debíamos acertar un mínimo de 6.

Sin embargo, antes de acabar su mandato, la Administración Trump endureció este examen. Ahora debes estudiar 128 preguntas de las cuales un oficial del USCIS te hará 20. Tienes que acertar un mínimo de 12 para aprobar el examen.

Estos cambios han originado mucha polémica en Estados Unidos por el aumento de la complejidad en esta prueba. La dificultad es mayor de lo que parece a primera vista, porque el examen es de tipo oral. Hasta ahora, eso no suponía un gran problema porque la gran mayoría de preguntas se contestaban con una sola palabra.

Sin embargo, ahora puedes encontrarte con muchas cuestiones más complejas tanto por su extensión como porque exigen respuestas matizadas y menos sencillas que las anteriores. Además, hay preguntas con trampa que pueden llevarte a error. Por ejemplo, una de las preguntas es «¿por qué Estados Unidos entró en la guerra de Vietnam?». Para contestarla, solo debes decir que «para detener la propagación del comunismo». No obstante, cualquier persona informada que quiera responder bien debería hablar igualmente de las manifestaciones de protesta contra el conflicto y de las víctimas del mismo. Por tanto, es muy fácil equivocarse.

Todo ello ha levantado las quejas de las organizaciones de emigrantes, que han ayudado a miles de personas a obtener la ciudadanía estadounidense. Protestan por el aumento de dificultad de la prueba de naturalización, pero también por los muchos retrasos que el nuevo examen va a generar.

Duración y características de la prueba de naturalización

No obstante todo lo que te hemos explicado, debemos aclararte que esta prueba consta de dos partes. La primera es el examen ya citado sobre 128 preguntas. Pero, a continuación, tienes que hacer otra prueba, en este caso de inglés, que incluye lectura, escritura y conversación. Este examen es igualmente obligatorio salvo que tengas más de 50 años, padezcas alguna discapacidad o lleves un mínimo de 15 años residiendo en el país.

La duración de ambas pruebas es breve. Se realizan en la entrevista de naturalización y apenas llevan una hora. No obstante, desde el momento en que presentas tu solicitud hasta que eres llamado para el examen transcurren, como promedio, cuatro meses.

Por otra parte, cabe la posibilidad de que no apruebes estos exámenes. No te preocupes, tienes otra oportunidad. Volverás a ser llamado para realizar las pruebas entre 60 y 90 días después del primer intento.

Consejos para la prueba de naturalización

El mejor consejo que podemos darte para que apruebes el examen de naturalización es que estudies bien el temario sobre el que te vas a examinar. En la misma página web de USCIS, concretamente en el Centro de Recursos de Ciudadanía, tienes materiales de estudio tanto en inglés como en español. Igualmente, los encontrarás para el examen de educación cívica y para el de idioma.

Si el primero es importante, más aún lo es el segundo. Porque te recordamos que ambas pruebas son orales y en inglés. Por tanto, si no te defiendes bien en el idioma, será más difícil que los apruebes.

Pero también hay otros aspectos importantes a la hora de hacer la prueba de ciudadanía. Así, cuando vayas a hacerla, lleva contigo tu Tarjeta de Residencia Permanente o la de Registro de Extranjero, y también cualquier documento que poseas del estado donde te encuentres, por ejemplo, el permiso de conducir. E igualmente, lleva tu pasaporte o los documentos de tu viaje a Estados Unidos.

Asimismo, es recomendable que no olvides la copia de tu formulario de solicitud N-400, que te servirá como referencia. También pueden hacerte preguntas respecto a lo que has escrito en él. Y puede acompañarte tu abogado si has contratado a alguno.

En cualquier caso, lee detenidamente el aviso de cita que te han enviado. En él pueden pedirte que presentes otros papeles tales como certificado de matrimonio o certificado de divorcio, documentos relativos a tu cónyuge o hijos y de tipo fiscal.

Finalmente…

Asegúrate de no llegar tarde. Vete al examen con al menos media hora de antelación. Ten en cuenta que, para acceder al lugar de la prueba, tendrás que pasar controles de seguridad y seguidamente encontrar la oficina donde va a tener lugar la entrevista. Sería una pena que no pudieras realizar la prueba por llegar tarde.

En conclusión, la prueba de naturalización es un requisito indispensable para obtener la ciudadanía en el país norteamericano. Consta de dos partes: un examen sobre educación cívica y otro sobre inglés. Si apruebas ambas, ya podrás acudir a la ceremonia de juramento y obtener tu pasaporte estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *