Retiro en el Extranjero: cómo hacerlo

Si has trabajado en Estados Unidos, te encuentras en edad de retiro y estás pensando en hacerlo en el extranjero, a continuación, te explicamos cuáles son los puntos más importantes a tener en cuenta.

Retiro significa dejar de trabajar permanentemente, y por ende, cobrar una jubilación.

¿En qué consiste la jubilación?

Retirarse significa dejar de trabajar de manera permanente. Comienzas a recibir ingresos por pensiones, rentas periódicas y otros que no impliquen la realización de una labor remunerada. Ahora, un retiro en el extranjero es esencialmente lo mismo, únicamente que, en vez de habitar en el país en el que has trabajado, lo haces en cualquier lugar del mundo. Tus ingresos los percibes a partir de medios electrónicos y los diversos servicios bancarios internacionales.

Para poder retirarte a través del Seguro Social e ir a vivir a un país extranjero, tendrás que haber cumplido un mínimo de sesenta y dos años y, además, haber trabajado y haber dado de alta ante este organismo cuarenta trimestres, lo que equivale a diez años. Para todas las demás formas de retiro que incluyen planes privados, planes de la empresa para la que trabajas o planes individuales los requisitos y plazos dependerán de manera exclusiva de la entidad aseguradora.

¿Cuáles son tus derechos?

Dependiendo del país en donde te ubiques, como ciudadano americano retirado en el extranjero, puedes recibir atención médica por parte del organismo de seguridad social de la nación en que residas, al amparo de convenios internacionales de colaboración. Además, podrás seguir votando en las elecciones por correo postal. También puedes aspirar a exenciones y deducciones en impuestos tanto en el país de residencia como en este, si es que existe un tratado de coordinación fiscal entre ambos para evitar la doble tributación.

¿Cuál es el procedimiento?

Tratándose de planes de jubilación privados, los procedimientos y documentación que habrá que presentar dependerán de la institución. Si te quieres jubilar a través del sistema público, lo único que deberás hacer es presentar tu solicitud en el Portal web de Seguridad Social desde la Unión Americana o el extranjero, sin costo alguno.

En la actualidad, el trámite regular no requiere asistir a oficinas ni presentar documentación física. Sin embargo, te recomendamos no abandonar el país hasta que hayas concluido todos los trámites, pues podría darse el caso de que requieras hacer alguna aclaración o procedimiento adicional.

¿Y si ya estás pensionado?

Si ya has obtenido la pensión y sabes a qué país te mudarás, deberás hacer los arreglos ya sea ante el organismo de Seguridad Social o ante tu institución bancaria para garantizar que puedas disponer de las pensiones periódicas en tu nuevo país de residencia.

También tendrás que hacer los trámites en el país extranjero para que recibas servicios de salud locales al amparo de los convenios internacionales suscritos por la nación, o bien, contratar un seguro privado. No olvides considerar las cargas fiscales que pudieras tener que pagar tanto en América como a la hacienda local. Te recomendamos asesorarte con un contador en ambas naciones o un experto de tributación internacional.

Si tienes un plan de retiro privado, es fundamental que revises que tu aseguradora te pueda proporcionar las prestaciones en dinero y en especie fuera del país o específicamente en la nación en el que quisieras residir. Adicionalmente, puede que te exijan acreditar tu supervivencia de manera periódica.

En cualquiera caso, es importante que verifiques la cobertura para tu cónyuge e hijos menores de edad tanto por servicio médico como por pensiones en caso de viudez u orfandad.

El retiro en el extranjero es posible, y tiene muchas ventajas.

La jubilación en el extranjero tiene muchas ventajas, sobre todo por la fortaleza de nuestra moneda, lo que permite que muchos de nuestros connacionales puedan vivir cómodamente en otros países con ingresos que dentro del nuestro no se considerarían tan altos. Por lo que si tu pensión no es lo que esperabas, irte a vivir al extranjero puede ser una buena alternativa.

Compartir artículo

Artículos recientes

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ