Cuidado con las tarifas del Servicio de Inmigración en E.U.A.

Las tarifas del Servicio de Inmigración de EE. UU han subido de precio desde el 2 de octubre del 2020.

Ahora, los procedimientos administrativos costarán mucho más, según las autoridades, a causa de que los ingresos se han reducido.

El incremento de dichas tarifas afectará a todos los procesos, desde la renovación de un permiso de trabajo hasta la solicitud de la ciudadanía. 

Tarifas del Servicio de Inmigración en EE. UU.

En la actualidad, hay una nueva estructura de pagos que, como verás a continuación, cambia todas las tarifas. Se ha producido una subida drástica en todas las tarifas del servicio de inmigración de Estados Unidos.

• Ciudadanía por naturalización

La ciudadanía por naturalización tiene ahora un costo de 1.170 dólares, en comparación con los 640 dólares que era su precio anterior. Si bien los datos biométricos implicados descienden de 85 a 30 dólares, el conjunto de la tarifa total es muy superior. 

• Familiares extranjeros

La petición de la ciudadanía por familiares extranjeros pasa a costar 560 dólares, frente a los 530 dólares anteriores.

Si se trata de un ajuste de estatus o de un registro de residencia permanente, podríamos decir que es la única tarifa que ha bajado en su totalidad, pero tan solo de 1.140 dólares a 1.130 dólares.

La solicitud de autorización de empleo y la de documento de viaje permanecen sin novedades. Los datos biométricos en el supuesto de las solicitudes de familiares extranjeros también experimentan una bajada de 85 dólares a 30 dólares. No obstante, si sumas el total de las tarifas, verás una subida de 1.760 dólares a 2.860 dólares.

• Solicitud de autorización de empleo

La solicitud de autorización de empleo la encontrarás en el formulario I-765 y asciende a 550 dólares, frente a sus 410 dólares anteriores. Además, lo más impactante en este caso es el aumento de la solicitud de la autorización de empleo para los solicitantes de asilo, los cuales solían estar exentos de todo pago y ahora tienen que abonar una cantidad de 490 dólares.

Novedades en las tarifas

La ciudadanía por naturalización incrementa en un 65,52% con respecto a su tarifa anterior.  En cuanto a la petición de la ciudadanía de un familiar extranjero, la diferencia de precio será de 25 dólares, un 4,67% en su conjunto.

El incremento en el ajuste de estatus o en el registro de residencia permanente es de un 0,88%. Si sumamos las tarifas totales de las solicitudes para familiares extranjeros, apreciaremos una subida del 62,5%; aunque en ciertas ocasiones experimentan reducciones, como es el caso de los datos biométricos, que descienden en un 64,71%.

El precio de la solicitud de autorización de trabajo sube un 34% y la solicitud para los demandantes de asilo deja de estar exenta. Lo mismo sucede con la mayoría de exenciones de tarifas que solía haber.

Ahora, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) deja de aceptar cualquier tipo de exención, salvo la de los autopeticionarios de la ley de Violencia contra la Mujer, cónyuges e hijos maltratados, solicitantes de inmigrante juvenil especial o especiales afganos o iraquíes o los estatus T y U no inmigrantes.

¿A qué se deben estas novedades?

Debido al déficit del presupuesto del USCIS, quienes pidieron un rescate al Congreso de 1,2 mil millones, se ha producido una gran subida en la práctica totalidad de las tarifas. Muchas de ellas son verdaderamente notables, ya que en un inicio estaban exentas.

Hay tanto posturas a favor como posturas en contra a este incremento en Estados Unidos; pero, en cualquier caso, al final se han producido, por lo que te recomendamos que si vas a presentar una solicitud, no te retrases mucho en ella, puesto que puede experimentar todavía más subidas. 

Trámites para inmigrar a Estados Unidos

Para obtener una residencia permanente, la mayor parte de las veces, necesitas un empleador que la solicite o un familiar que sea quien lo haga. Esta también es conocida como Green Card.

En el caso de la residencia temporal hay varias clases de visados. La visa B1 es la que puedes utilizar por motivos de negocios y te permitirá permanecer un tiempo en Estados Unidos; aunque tendrás que acudir a reuniones, conferencias o eventos similares, o bien demostrar que estás buscando nuevas inversiones en empresas de un país.

Si eres un estudiante de idiomas o académico, puedes solicitar el F1, F2, M1 y M2. También es esta solicitud la que tienes que hacer en el caso de que tengas un familiar directo que tiene un visado o si vas a acompañar a un estudiante que también lo haya solicitado, para estudiar en alguna universidad, instituto o para aprender el idioma.

Si lo que buscas es encontrar trabajo en Estados Unidos, te recomendamos solicitar el visado H-1B, que es para trabajadores temporales que tengan conocimientos especializados; es decir, un título universitario, de FP o un certificado de experiencia laboral. También existen las visas H-2A y H-2B para profesionales no cualificados (principalmente labores agrícolas) y trabajos temporales o estacionales.

Si solo vas a hacer turismo o lo que quieres es recibir un tratamiento médico en Estados Unidos, solicita el visado B2. Además, es uno de los más rápidos, casi con total seguridad podrás conseguirlo en el mismo día. No obstante, tendrás que llevar tu pasaporte vigente, documentación de solvencia económica y depósito bancario, documento de estado civil y lazos familiares y fotografías. Si llevas todo lo que se te va a solicitar, podrás conseguir tu visado fácilmente; aunque llama antes por teléfono a la embajada de Estados Unidos por si necesitas una cita. 

En conclusión…

En definitiva, hay diferentes visados que te permitirán emigrar a EE. UU. y después realizar los trámites y procedimientos administrativos que necesites.

Lo primero que tienes que hacer es solicitar uno de los visados mencionados dependiendo de la situación en la que te encuentres; no obstante, ten cuidado con las nuevas tarifas del servicio de inmigración de EE. UU, pues ahora se hace más difícil que nunca traspasar la barrera económica, ya que muchas de las subidas se incrementan en más del 50 % y se han eliminado las exenciones que solía haber para supuestos especiales delicados, salvo excepciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *