Cómo encontrar una Vivienda de Renta Asequible en USA

Uno de los temas sensibles en Estados Unidos es la vivienda. Si bien es cierto existen muchas herramientas de crédito para poder lograr comprar una casa o departamento (que generalmente se paga en décadas), lo común es que las familias renten o alquilen espacios para poder vivir. Las cantidades y condiciones varían según las ciudades y estados, así según muchos estudios, Miami es la ciudad con los alquileres más caros.

Existen muchas herramientas de crédito para poder lograr comprar una casa o departamento.
Cómo encontrar una vivienda de renta asequible en USA.

En términos generales, una renta asequible es aquella que no supera el 30% del ingreso familiar, lo que deja un desahogo económico para otras necesidades. Por muchas razones, una buena cantidad de personas no puede acceder al mercado inmobiliario habitual, pero como siempre hay salida y opciones para todo, existen planes de vivienda asequible mediante los cuales las familias de bajos ingresos, personas de edad avanzada o con discapacidades y otros aplicantes con ciertas condiciones pueden acceder a un techo para vivir. Como dato, lo mejor es siempre comenzar a investigar las opciones en el estado y ciudad donde se reside.

¿Dónde buscar la información?

En una situación de apuro es fácil convertirse en víctima de una estafa, por tanto el primer paso es consultar fuentes confiables y oficiales. Tenga cuidado con quienes se hacen pasar por agentes de bienes raíces o realtors. En materia de vivienda, la fuente principal es el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. Esta institución no gestiona directamente los alquileres sino planes desarrollados para ello en cada estado donde los propietarios ponen a disposición las unidades. Hay tres formas de buscar:

  1. En un mapa del HUD (Housing and Urban Deveopment), -las siglas del departamento en inglés- que lo encuentra apenas al abrir la página y en donde se muestra por estado todos los apartamentos de propiedad privada con alquileres reducidos, lo cual quiere decir que son los dueños de estas edificaciones los que ofrecen la opción.
  2. Solicitando un lugar en Vivienda Pública para un apartamento asequible para familias de bajos ingresos, ancianos y personas con discapacidades. En este caso se debe hacer una solicitud formal a una agencia de vivienda.
  3. Optando por el Programa de Vales de Elección de Vivienda, la famosa Sección 8  para pagar la totalidad o parte del alquiler. En este plan la familia o persona necesitada recibe un subsidio pero es responsable de buscar la vivienda que cumpla con los requisitos mínimos y cuyo propietario esté dispuesto a aceptar la negociación o pago compartido.

Son entonces tres caminos:

  • 1. Apartamentos de propiedad privada con renta reducida.
  • 2. VIvienda pública para personas/familias de bajos ingresos.
  • 3. Programa de vales o Sección 8.

Aunque en este texto abordaremos la mayor cantidad de información necesaria, también se puede obtener asesoramiento sobre cualquier problema de vivienda y con relación a los derechos de inquilinos y propietarios al comunicarse con una agencia de asesoramiento de vivienda aprobada por HUD o llamando sin cargo al (800) 569-4287.

¿Quiénes pueden beneficiarse con los planes de vivienda asequible?

En el caso de apartamentos de propiedad privada con renta reducida al abrir el mapa interactivo se pueden ver las distintas opciones de edificaciones en las cuales se despliega el tipo de vivienda disponible que poseen (1, 2 o 3 habitaciones en su mayoría) y se incluye la dirección y teléfono del agente administrador del inmueble, por lo cual el camino a seguir para verificar la elegibilidad es llamar a la persona encargada de la gerencia. Probablemente un requisito indispensable es contar con un empleo y cumplir con ciertas referencias de conducta, sin embargo lo mejor es hacer el contacto.

Para los Planes de Vivienda Pública y los Vales de Vivienda (Sección 8), el perfil del solicitante se identifica con individuos y familias de bajos ingresos y la elegibilidad está basada en el ingreso bruto anual y ciudadanía estadounidense o estatus migratorio elegible. La agencia de vivienda pública hace un estudio de sus referencias para asegurar que usted y su familia sean buenos inquilinos.

Para ambos el caso a analizar de cada peticionario es particular, pero en líneas generales se debe tener en cuenta que habrá más altas probabilidades para personas y familias sin hogar o en riesgo de quedar en la calle, víctimas de violencia doméstica o agresión sexual, acecho o trata de personas, o que recientemente quedaron sin hogar o tienen un alto riesgo de inestabilidad de vivienda.

Los datos que probablemente le van a pedir

Si tiene pensado acudir en algún momento a solicitar estas ayudas es recomendable recopilar toda la documentación y si es posible, su última declaración de impuestos. Además debe tener a mano los nombres de todas las personas que habitarán en la unidad, su sexo, fecha de nacimiento y relación con el jefe de familia; su dirección y número de teléfono actuales; nombres y direcciones de sus caseros actuales y anteriores para poder obtener referencias;  estimación del ingreso anticipado de su familia para los próximos doce meses y las fuentes de ese dinero, nombres y direcciones de sus empleadores. Recuerde que la agencia en su estado o zona de residencia que le dará la información adecuada la encuentra aquí.  También puede llamar al teléfono 1-800-955-2232 de lunes a viernes, de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. hora del este (EST); presione el 8 para asistencia en español.

Programa de Asistencia de Emergencia para la renta

Durante la pandemia del Covid 19 hubo muchos programas de protección y ayuda para inquilinos en cuanto a sus deudas de renta que ya han finalizado. Sin embargo existen muchos recursos a disposición para familias y personas que requieran una ayuda, ya que los estados disponen de recursos que han sido repartidos para tal fin.

La Oficina de Protección Financiera para el Consumidor en su página web tiene algunos recursos donde usted puede buscar si en su área de residencia se ofrece algún apoyo. Allí se indica “Si usted es un inquilino que tiene problemas para pagar el alquiler, los servicios públicos u otros gastos de vivienda – o si es un propietario que intenta mantenerse a flote con inquilinos en esta situación – puede haber ayuda disponible para usted. Los programas estatales y locales están aceptando solicitudes de inquilinos y propietarios para distribuir el dinero del Programa de Ayuda de Emergencia para el Alquiler (ERA, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU. en sus propias comunidades”.

En cuanto a la elegibilidad se debe responder a ciertas interrogantes:

Al menos un miembro de su hogar ha recibido el Subsidio de Desempleo o debería recibirlo, ha perdido ingresos, ha tenido grandes gastos, o ha tenido otras dificultades financieras. Si los ingresos de su hogar están por debajo de una determinada cantidad, en función de su lugar de residencia; o al menos uno de los miembros de su hogar experimenta inestabilidad en la vivienda, lo que significa que corre el riesgo de quedarse sin hogar o que tendría problemas para encontrar un lugar estable donde vivir. Para más información sobre programas de asistencia de renta puede consultar aquí.

La Oficina de Protección Financiera para el Consumidor en su página web tiene algunos recursos donde usted puede buscar si en su área de residencia se ofrece algún apoyo.

Programas de Protección y Ayuda para Inquilinos con sus deudas.
La elegibilidad del programa depende de la respuesta de ciertos interrogantes.

Un poco de paciencia e  interés en buscar y la ayuda llega

Como puede ver existen muchos recursos para poder obtener una vivienda que le permite desarrollarse y a su familia también. Lo más importante es considerar en todos los casos que la idea es apoyar al individuo y garantizar el derecho a una vida digna, lo que se traduce también en una posterior integración social y buen desempeño ciudadano.

Compartir artículo

Artículos recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡TE QUEREMOS ESCUCHAR!

Escribe a nuestro Formulario de Contacto y cuéntanos qué otros temas te interesa conocer...
HAZ CLIC AQUÍ