Petición de residencia para un hermano: todas las claves

La petición de residencia para un hermano en Estados Unidos forma parte de las llamadas políticas de reagrupamiento familiar.

Esto sirve para que, una vez estés legalmente en el país norteamericano, puedas conseguir que tu familia se traslade a vivir contigo.

No obstante, debes cumplir una serie de requisitos que vamos a explicarte, los cuales hay que considerar para convertirse en un migrante legal en EE. UU.

Petición de residencia para un hermano

Lo primero que debes saber es que solo puedes solicitar la residencia en el país para tu hermano si eres ciudadano de Estados Unidos. En cambio, si tienes estatus de residente permanente, no podrás pedirla. Además, tienes que tener más de 21 años.

También te interesa saber que debes hacer la solicitud ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración del país, popularmente conocido como USCIS. Y que, a efectos migratorios, se considera hermanos a quienes tienen, al menos, uno de sus padres en común. No hace falta que sean hermanos de sangre, es decir que pueden ser hermanos de adopción.

Procedimientos administrativos para solicitarlo: documentación

Por otra parte, la solicitud de residencia para un hermano debe seguir ciertos procedimientos administrativos. Para presentarla ante USCIS, lo primero que deberás hacer es crear una cuenta en su sitio. Una vez contando con tu cuenta, podrás utilizar esta plataforma para hacer tu solicitud y darle seguimiento a todo el proceso.

Ten en cuenta que para llevar a cabo la petición de un hermano o hermana se te solicitarán, como mínimo, los siguientes documentos:

  • Formulario I-130 firmado y con las tasas pagadas.
  • Justificante de que posees la ciudadanía americana. Según tus circunstancias, te servirán para ello la copia de tu certificado de nacimiento en Estados Unidos, la copia de tu certificado de ciudadanía, la de tu pasaporte o la de tu certificado de naturalización.
  • Copia del certificado de nacimiento de tu hermano.
  • Documentación que justifique el parentesco entre vosotros.
    En función de las características de este, tendrás que presentar unos papeles u otros. Por ejemplo, si es tu hermano biológico, te hará falta el certificado de matrimonio de tus padres. En cambio, si es adoptivo, necesitarás los decretos de adopción. Además, estos últimos tienen que demostrar que esa adopción se llevó a cabo antes de cumplir los 16 años.
  • Cambio de nombre: si uno de ustedes ha cambiado de nombre, también tendrás que presentar un justificante de que esa modificación se ha hecho legalmente.

¿Qué trámites sigue la solicitud de residencia de un familiar?

Una vez has presentado todos esos documentos al USCIS, este organismo te contactará en unas semanas para facilitarte un código de identificación de tu caso. Con él, debes entrar en el sitio web de USCIS para actualizar tu estado. También a través de ese número podrás consultar por Internet como va tu caso.

Normalmente, en el plazo de unos meses, recibirás contestación aprobatoria o de rechazo de tu solicitud de residencia para tu hermano. En función de que la respuesta sea afirmativa o negativa, tendrás que actuar de una forma u otra.

Si el USCIS aprueba la solicitud de residencia para tu hermano, este aún deberá ir al consulado de Estados Unidos de su país para realizar una entrevista personal. Tras ella, el organismo de inmigración decidirá si concede su residencia.

En caso de que la deniegue, puedes apelar. La propia carta donde se rechaza la residencia permanente te indicará cómo hacerlo. Pero, normalmente, deberás presentar un formulario al efecto dirigido a la Junta de Apelaciones de Inmigración.

En cambio, los formularios I-130 aprobados se mandan al Centro Nacional de Visas donde se emitirá la Tarjeta Verde para tu hermano. No obstante, debes saber que, mientras la solicitud esté tramitándose, tu familiar no puede entrar en Estados Unidos. Hay excepciones, pero en general quien solicita la residencia no puede pedir otro tipo de visa de no inmigrante.

Emigración y familia en Estados Unidos

En estos últimos años la política de inmigración ha sido muy polémica, especialmente en lo que afecta a la justificada por lazos familiares.

Sin embargo, cuando se trata de tu cónyuge e hijos, las normas son algo más flexibles. Para empezar, basta con que seas residente permanente por causas preferenciales para solicitar su entrada en el país. Tampoco tienes que presentar el formulario I-130. Solo tendrás que dirigirte a un consulado de Estados Unidos y demostrar que eres residente permanente. Con ello, ya podrán solicitar su visa de inmigrantes.

Reagrupación familiar en Estados Unidos

Pero si no tienes ese estatus de calificación preferente, para hacer la solicitud de residencia de un familiar en Estados Unidos tienes que cumplir varios requisitos añadidos a los anteriores.

Como te decíamos anteriormente, si quieres pedir la residencia para un hermano, tienes que ser ciudadano del país. En caso de que no tengas ese estatus, es decir, si eres residente permanente, solo podrás solicitarlo para tu cónyuge e hijos solteros.

Además, hay otros requisitos que debes cumplir para iniciar los trámites de reagrupamiento familiar en Estados Unidos. Los más importantes son los dos que vamos a explicarte:

1. No podrás solicitar la residencia permanente de un familiar si has sido condenado por delitos contra menores. Bajo esta denominación se incluyen los de índole sexual, los secuestros o la retención ilegal.

2. El otro es la carencia de recursos económicos. Tampoco podrás pedirla si no tienes recursos económicos suficientes. Debes demostrar capacidad económica suficiente para hacerte cargo del familiar que quieres traer contigo. Para ello, te pedirán las declaraciones de impuestos de los tres años anteriores a la solicitud.

Tal obligación estará vigente hasta que tu familiar alcance la ciudadanía estadounidense o bien hasta que consiga completar 40 créditos cotizados. Esto último equivale, aproximadamente, a 10 años de trabajo. Incluso, si la solicitud de residencia permanente es para tu cónyuge y posteriormente te divorcias de él, la obligación continúa en vigor hasta que este último se naturalice.

Otra alternativa para el patrocinio económico

No obstante, tienes la posibilidad de presentar copatrocinadores, que tendrán las mismas obligaciones económicas que tú. Todos deberán presentar el formulario I-864 de Declaración Jurada de Apoyo. Mediante este, se comprometen a reembolsar cualquier beneficio económico que los organismos estatales proporcionen al inmigrante patrocinado.

Estos copatrocinadores deben ser, igualmente, familia de la persona para quien se pide la residencia permanente. En concreto, tienen que ser padre, madre, hermano, hijo, cónyuge, abuelo, yerno, nuera o cuñado. Pero también sirve el custodio legal del inmigrante.

En conclusión, la petición de residencia para un hermano o para otro familiar te exige varios trámites y asumir un conjunto de obligaciones, pero es factible que sea concedida por las autoridades.

125 Replies to “Petición de residencia para un hermano: todas las claves”
Responder a Suli Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *